Turistas en Atocha. (Reuters)

Tras un segundo trimestre lastrado por la lluvia y el Mundial de Fútbol, el lobby Exceltur rebaja sus perspectivas de crecimiento de la actividad turística española a un 2,6% en 2018

Por primera vez en casi diez años, la actividad turística en España podría crecer en 2018 por debajo del conjunto de la economía. Pero que no cunda el pánico: pese a que se aprecia un estancamiento en el volumen de turistas que llegan al país, especialmente de los extranjeros, desde la asociación Exceltur aseguran que la clave no está en atraer a más cantidad, si no que en seducir a visitantes que vayan a gastar más.

En su último informe, el lobby turístico ha revisado a la baja sus perspectivas para el PIB del sector de 2018 a un 2,6%, muy por debajo del 3,3% que auguraba en abril y ligeramente inferior al desempeño que los analistas estiman para la economía española (un 2,7%). ¿Las razones? Mientras que el dinamismo económico de paises estrella para el turismo español - Reino Unido, Alemania, Francia - decae, la cuota de mercado de los competidores del Mediterráneo Oriental (Túnez, Egipto y Turquía) se recupera con ímpetu.

La prudencia de Exceltur se ve agrabada por el mal segundo trimestre de 2018: el crecimiento se ha situado en un alza interanual del 2%, muy por debajo del incremento del 3,4% de los tres primeros meses del año. Sin embargo, los factores detrás de la cifra se antojan atípicos: el segundo trimestre de 2017 fue estelar, lo cual subió el listón para 2018, la Semana Santa se celebró en marzo, por lo que no contó para el segundo trimestre, las lluvias fueron elevadas, lo cual ahuyenta las ganas de viajar, y el Mundial de Fútbol tuvo lugar en junio, retrasando la decisión de viaje en algunos de los principales mercados emisores, como el británico.

La crisis catalana también se encuentra entre las causas de la ralentización del crecimiento en el segundo trimestre que concretan desde Exceltur. Sin embargo, según matiza Oscar Perelli, director de Estudios e Investigación del lobby, este efecto es "puramente testimonial" y no tiene el mismo peso que tuvo, por ejemplo, en el último trimestre de 2017. Las razones realmente contundentes para la moderación de las previsiones para 2018, insiste, son la desaceleración del crecimiento económico europeo y la recuperación en materia de turismo de los países al otro lado del mar Mediterráneo.

Turquía ha recuperado en lo que va de año 2,7 millones de turistas extranjeros, aumentando un 29,4% us cuota y Egipto 1,2 millones, subiendo un 40,0%. "El crecimiento de la llegada de turistas a estos países procede principalmente de los principales países emisores de turistas a España", asegura el lobby turístico. Así, desde Exceltur indican que la afluencia de turistas extranjeros se ha estancado: por ejemplo, en el tercer trimestre, el total de pernoctaciones apenas ha crecido un 0,5% y la llegada de turistas desde Alemania y Reino Unido ha caido un 4,7% y un 2,1%, respectivamente.

Menos gente y más dinero

Pero no todo son malas noticias. Pese a la caida de volumen, el crecimiento de la actividad económica continúa siendo grato y viene apoyado de un positivo y destacable incremento del gasto. Según los "escasos pero reveladores indicadores disponibles" que ofrece Exceltur, los ingresos de los extranjeros que llegan a España suben un 4,7% entre marzo y mayo y los pagos de los españoles que viajan por el país un 11,0% entre marzo y abril, marcando una sana tendencia a generar más ingresos por turista en los destinos.

"Los meses de marzo a mayo han sido testigos de un patrón de comportamiento que favorece la sostenibilidad del modelo de crecimiento del conjunto del sector turístico español", indica el informe, concluyendo que "se modera el crecimiento en volumen pero mejora notablemente su gasto". Esta tendencia es sumamente positiva: "el nuevo modelo que nosotros hemos venido repitiendo hasta la saciedad y que ahora empieza a hacerse más necesario que nunca no pasa por cantidades de turistas, si no por la derrama que puedan dejarnos los turistas que vengan", explica Jose Luis Zoreda, vicepresidente ejecutivo de Exceltur.

"El crecimiento es finito y los estamos viendo en algunos destinos punteros en los que de alguna manera ya se está cuestionando dónde están los límites", añade Zoreda. "Nuestra extrategia no puede ir a más volumen con políticas de precios bajos si no a más rentabilidad social, mejor redistribución, mejor empleo y, en definitiva, mejores niveles de valorización por las sociedades locales sobre lo que el turismo aporta". Así, desde Exceltur instan controlar el crecimiento "exponencial, descontrolado e ilegal" de las viviendas de uso turístico, poner en marcha un gran plan nacional de recuperación de destinos pioneros y un mayor impulso de organismos como Turespaña o Segittur.

El nuevo gobierno parece estar gustando al vicepresidente del lobby, que aseugra que "en los apenas 30 días útiles de gobierno han asumido bastantes más compromisos que las asumidas en los dos últimas legislaturas, en las cuales no se avanzó nada". Destaca que "es un paso bastante prometedor que el propio presidente del gobierno, en su comparecencia al parlamento, diga que se van a cambiar las leyes de rango nacional que no pueden abrir dudas y rendijas para una interpretación equívoca de unas normativas autonómicas".

El verano será 'Made in Spain'

Las vacaciones estivales pesarán sobre los españoles. Exceltur anticipa "recuperar el dinamismo de la demanda nacional en el tercer trimestre de 2018 en un contexto macroeconómico favorable". Los crecimientos descontados del empleo, la recuperación salarial, las buenas condiciones crediticias e impulso fiscal aprobado recientemente en los Presupuestos Generales, favorecerán un mayor nivel de consumo turístico en el verano de 2018.

El comportamiento reciente de la demanda turística desde nuestros principales mercados emisores a Turquía y Egipto en los primeros cinco meses de 2018 llevan al lobby a pensar que la recuperación de la cuota de mercado perdida en estos destinos seguirá restando dinamismo a los flujos turísticos hacia España en los meses de verano. "La menor presión de la demanda extranjera prevista en el verano de 2018 animará, así mismo, las contrataciones de última hora de los turistas españoles por una mayor accesibilidad a oferta en los destinos españoles de la costa de mayor presencia de paquetes turísticos".

Sobre el tema candente de las vacaciones, las posibles huelgas en aeropuertos y aerolíneas, Zoreda no se corta un pelo: "desde luego, cualquier huelga de eta naturaleza en el entorno de la aviación y aeropuertos, sin duda tiene un impacto muy negativo para la imagen del sector turístico español". Con todo, espera "que se cumplan servicios mínimos si no hay posibilidad de conciliar las posturas que puedan ser divergentes".

Fuente: El Confidencial

Volver al boletín

Certifíquese como Experto en Norwegian Cruise Line

NUEVO!!!!

 

Volver