Las cosas como son: somos cómo viajamos 

Somos una generación de viajeros, algunos de nosotros lo hicimos hasta en el vientre de nuestras madres, somos inquietos, locuelos insaciables de aventuras, trotamundos y es difícil que nos pongamos todos de acuerdo en algo, pero es que... ¡Nos encanta viajar!

¿Y por qué viajamos? ¿Qué nos atrae? ¿Qué buscamos y qué encontramos en cada aventura que iniciamos? Cada viajero es distinto, pero hay emociones, sensaciones y formas de hacer que se repiten aún a kilómetros de distancia.

Porque no eres el único que siente mariposas en el estómago al coger un avión, pasa la noche en vela antes de un viaje o siente felicidad al llegar a casa.

eDreams Odigeo ha profundizado en las emociones de los viajeros europeos y ha creado un mapa emocional que los describe. Para ello a puesto la tecnología a su favor analizando a más de 3.600 viajeros de España, Reino Unido, Alemania, Italia, Portugal y Suecia, con la colaboración de la compañía de analisis de mercados IPSOS.

‘The Meaningful Journey’ presenta un mapa emocional que nos ayuda a entender mucho mejor qué es aquello que nos motiva de viajar y qué emociones nos persiguen en cada paso del viaje. Estas son las siete fases viajeras y las 15 emociones que las guían:

1- Inspiración

Estás en la parte más emocionante del viaje: la de soñar con el destino. En ella solemos sentirnos enérgicos, felices y satisfechos de escoger ese viaje que nos hace tanta ilusión.

2- Planificación

Bienvenidos a la fase del estrés. Escoger el vuelo correcto, destino, hotel, cuadrar presupuesto, etc., es toda una responsabilidad que nos genera nervios y ansiedad, aunque nos sintamos excitados. Es entonces cuando la impaciencia se adueña de nuestro ser y un viajero muere en otra parte del mundo.

3- Reserva

Respiramos aliviados y nos sentimos en paz porque tenemos ya todo reservado, pero nos debatimos entre la ansiedad y la emoción. El viaje es ya un hecho en sí mismo y no podemos evitarlo, somos un volcán de emociones.

4- Después de la reserva

La impaciencia es la reina en esta fase previa al viaje. Mientras que la tranquilidad se da la mano con su amiga exaltación.

5- Un día antes

Imagínate a ti mismo el "maleta day". Eres alegría, impaciencia y emoción pura, sin embargo tu tranquilidad y relajación brillan por su ausencia. Es normal que no duermas la noche antes del viaje, no te precupes porque no estás solo.

6- Viaje y estancia

El viaje no solo es disfrutar de esa playa hermosa o de ese monumentos fantástico que queríamos ver...es llegar a tiempo al aeropuerto, volar, hacer trasbordos, llevar toda la documentación en regla, pasar controles... ¡Uf! En esta fase se mezcla entusiasmo, miedo y estrés pero a la llegada nos relajamos y disfrutamos.

7- Regreso

¡Oh, ha llegado el momento de volver! La vuelta supone para muchos sumergirse en un estado de melancolía, para otros significa felicidad por volver a casa y algunos viajeros sienten hasta cansancio. También la satisfacción es una de las emociones más comunes.

QUÉ MOTIVACIÓN TE GUÍA A TI

Cada viajero siente una motivación en el viaje, esa extraña fuerza que hace que coja las maletas y salga en busca de aventuras. No es el único porque hay 1.000 millones de búsquedas mensuales solo en la plataforma eDreams y 1.200 millones de viajes anuales en el continente.

Estas son las seis grandes motivaciones de los viajeros europeos. ¿Con cuál de todas te identificas tú?

1. HEDONISMO

El 24% de los españoles viaja por placer y es el porcentaje más alto de las nacionalidades europeas junto con italianos y portugueses. A este tipo de viajero no le preocupa demasiado la seguridad tampoco la comodidad, porque lo que quiere es vivir aventuras y aprender cosas nuevas; por eso busca espontaneidad sin pensar en las consecuencias.

Acostumbra a viajar con pareja o amigos, disfruta de la planificación pero muchas veces decide viajar impulsivamente, y cuando vuelve a casa, se siente realizado.

2. CONEXIÓN PERSONAL

Aquí nos ganan los países del norte, Suecia (32%) y Francia (26%), mientras que los españoles (21%) y los portugueses (18%) se sitúan en los últimos puestos del ranking. Este viajero busca pasar momentos inolvidables y recuerdos comunes en familia. Es romántico y emocional

Lógicamente, la búsqueda de la seguridad, la planificación y el presupuesto son muy importantes para él. Los destinos que suelen escoger son los de sol y playa y naturaleza, además escuchan las recomendaciones de otros. Y cuando vuelven a casa se sienten melancólicos.

3. SINGULARIDAD Y ORIGINALIDAD

Quieren ser únicos, quieren retarse constantemente, ver hasta donde pueden llegar... A estos expedicionarios explorar les hace sentir especialmente reconocidos, y aquí juegan un papel importante las redes sociales porque lo comparten TODO.

Prefieren destinos exóticos y singulares, viajan solos o con amigos, pero rara vez lo hacen con familia. Planifican todo porque no quieren perderse nada, uno de sus objetivos es aportar algo a la comunidad donde viajan porque buscan crecer como personas.

La comodidad, el dinero y la seguridad no son relevantes para ellos; quieren vivir experiencias y salir de su zona de confort. En esto los españoles vamos a la cabeza (18%) junto con italianos y portugueses, por el contrario que franceses y suecos (10%).

4. SENTIMIENTO DE PERTENENCIA

Esta es la gran novedad de la generación millenial con respecto a las anteriores. Este viajero quiere sentirse uno más en la comunidad que visita, quiere hacer, comer y sentir como los locales, y no quiere ser ni espectador ni turista.

Por eso prefiere destinos urbanos o rurales donde pueda estar en contacto con gente local. Viajan solos o en pareja, muy raro sería que viajaran con niños, y lo hacen sin guías porque suelen seguir las recomendaciones de los lugareños. Francia (20%) y Reino Unido (17%) son los que más buscan estas motivaciones.

eDreams Odigeo ha presentado el primer documental 'Cuando Sal conoció a Enriqueta', inspirado en este tipo de viajero. Sal Lavallo con tal solo 27 años ha estado ya en los 193 países del mundo, ¿y sabéis que buscaba? Conocer la vida local. Esto le llevó a encontrarse con Enriqueta, la propietaria de un hostal en La Graciosa que nunca ha viajado.

5. RELAX

Estos son los viajeros más tranquilos, tanto en todo el proceso de planificación como de reserva del viaje. Ellos viajan para desconectar de la rutina no para estresarse, por ello suelen ir a lugares de playa o también a los de "todo incluido", con buen clima por encima de todo.

Los viajes con agencia suelen ser sus favoritos y acostumbran a ir en pareja. Además, no sienten la necesidad de interactuar con los locales o con el entorno; ellos han venido a descansar. Por eso, cuando llegan a casa se sienten llenos de energía.

Los alemanes e ingleses están a la cabeza con un 16% y 17%, mientras que los españoles por detrás, con un 10%.

6. CONTROL

No hay nada que pueda escapársele a este viajero, se conoce todo al dedillo, por lo que la seguridad y planificación se convierten en sus virtudes. Si has viajado con uno de ellos o eres tú mismo, sabrás que el estrés y ansiedad les acompaña en muchas ocasiones.

Buscan desconectar de su rutina diaria con una nueva rutina, por eso les atraen los lugares emblemáticos. Son guías con patas. No les seduce lo rural y habitualmente no se dejan llevar por emociones. Cuando llegan a casa se sienten entre tristes y emocionados.

Fuente: traveler.es

Volver al boletín

NUEVO!!!!

 

Volver