El Arctic Bath es un hotel que flotará en el río Lule, en la Laponia sueca, hasta que la congelación del agua fije su ubicación

Los creadores de uno de los hoteles boutique más famosos del mundo, el Treehotel en la localidad de Harads (Suecia), suben de nivel con su próxima propuesta: Arctic Bath, el primer hotel flotante de Laponia, que abrirá sus puertas la próxima temporada de invierno.

Inspirado en la labor de los madereros que usaban el río Lule para transportar los troncos, pero también comprometido con visibilizar la importancia de los bosques, cada uno los pequeños edificios que forman el complejo estará flotando sobre el río.

Estarán fijos, no obstante, sujetos durante los meses cálidos y fijados por la congelación del río durante el invierno.

Ideado inicialmente como un spa, Arctic Bath contará con una piscina al aire libre en espacio central entre las habitaciones, a una temperatura de alrededor de cuatro grados durante todo el año

Un spa con habitaciones

Los arquitectos Bertil Harström y Johan Kauppi están detrás del proyecto, ideado inicialmente como un spa. De hecho, su atracción principal es la piscina al aire libre en el espacio central entre las habitaciones, que se mantendrá a una temperatura de alrededor de cuatro grados durante todo el año.

Arctic Bath ofrecerá, además, spa, cuatro saunas, baño caliente, duchas al aire libre y diferentes cabinas de tratamientos corporales basados especialmente en los contrastes de frío y calor, siguiendo la tradición sueca de alternar saunas calientes con baños helados.

El complejo se ubica a unos 60 km del Círculo Polar Ártico.

Arctic Bath es un inmejorable lugar para observar las deslumbrantes auroras boreales en los meses de invierno

Diseño circular

El diseño circular de los edificios está pensado para ofrecer diferentes posibilidades de tomar el sol o bañarse a los huéspedes, pero también espectaculares vistas al cielo nocturno. De hecho, Arctic Bath es un inmejorable lugar para observar las deslumbrantes auroras boreales en los meses de invierno.

El proyecto, que no tiene aún una fecha concreta de apertura, cuenta con seis habitaciones flotantes de 25 metros, diseñadas con techo acristalado para permitir una vista óptima del espectáculo mágico de luces que ilumina las noches invernales del Ártico.

También dispondrá de restaurante, salón y bar, y se ofrecerá como punto de partida para realizar todo tipo de actividades en la naturaleza.

El hotel se ha diseñado para generar el mínimo impacto en el entorno.

La construcción no es solo visualmente impactante, sino que también sigue los más altos estándares medioambientales y está construida con materiales locales y sostenibles. Asimismo, garantiza el mínimo impacto en el entorno.

¿Y por qué se concentran en esta zona tantas ideas innovadoras en arquitectura y diseño? Según la directora del proyecto, AnnKathrin Lundqvist, "cuando hay muchas ideas innovadoras en un lugar y la gente actúa sobre ellas, se extienden como ondas en el agua".

Fuente: Cerodosbe

Volver al boletín

WTM Latin America 2019

NUEVO!!!!

 

Volver