Norwegian vuelve a alquilar el A380 de Hi Fly para realizar vuelos entre Londres y Nueva York y solucionar el caos por los drones en Gatwick

El A380 de Hi Fly volvió a entrar en acción. Y fue gracias a Norwegian que lo alquiló para evitar un cuello de botella en sus operaciones tras el cierre temporal de Londres-Gatwick por la presencia de drones.

Alrededor de 120.000 pasajeros fueron afectados durante las 33 horas en que la terminal londinense estuvo sin operar, y luego se fue creando un efecto expansivo con retrasos en los vuelos por la saturación de operaciones.

La rápida solución del A380

La solución de Norwegian fue levantar el teléfono y llamar a Hi Fly, que tenía al A380 aparcado y sin potenciales clientes a la vista. Una de las ventajas de esta empresa de leasing es que alquila el avión con pilotos, tripulación de cabina, combustible y seguros incluidos. El A380 configurado por Hi Fly puede transportar 471 pasajeros, 150 pasajeros más que los Boeing 787 Dreamliner que usa Norwegian para su ruta entre Gran Bretaña y EEUU. 

El A380 de Hi Fly puede transportar a 150 pasajeros más que los B787 Dreamliner de Norwegian

Este avión fue usado el 22 de diciembre en el vuelo DY7950 desde Londres a Nueva York-JFK, y regresó el 24 de diciembre en el vuelo DI7951.

Desde la capital británica poco después puso rumbo hasta la base portuguesa de Beja, según precisan las operaciones registradas por Flightradar 24.

 

Registro de las operaciones del A380 de Hi Fly de Flightradar 24.

Ventaja para los pasajeros

La ventaja que tuvieron los pasajeros de Norwegian fue que pudieron disfrutar de la comodidad del A380 al precio de un vuelo transatlántico de bajo coste: el billete costó 700 euros en la clase económica y 1.430 euros en la premium económica, donde por un plus adicional se puede comprar un asiento en primera clase.

Los pasajeros de la clase ecónomica premium pudieron disfrutar de las comodidades de la categoría superior del A380 a un precio más bajo del mercado

A modo de comparación, en Singapore Airlines esta misma plaza para vuelos de largo radio cuesta entre 5.200 y 7.000 euros. Y esta aerolínea había sido la primera dueña del avión de Hi Fly hace una década.

¿Volverá a volar?

Por ahora no se sabe si Norwegian volverá a requerir los servicios del A380 de Hi Fly. Sus altos costos operativos no le justifican un uso cotidiano, sino que le sirve como una solución en casos de necesidad: en agosto recurrió a esta aeronave porque tenía a algunos B787 retenidos en tierra por problemas con los motores Rolls-Royce.

El excesivo consumo de combustible con sus cuatro turbinas también preocupa a otras compañías como Air France, que decidió prescindir de la mitad de su flota de A380 para reducir costes.

Fuente: cerodosbe.com

Volver al boletín

NUEVO!!!!

 

Volver