Las costumbres españolas que más sorprenden a los extranjeros. (Unsplash)

España es, por detrás de Francia, el segundo país del mundo que más turistas recibe cada año y el más elegido por los estudiantes Erasmus del resto de Europa

España es, solo por detrás de Francia, el segundo país del mundo más visitado. Así lo avalan los datos de la Organización Mundial del Turismo, organismo que acredita que en 2017 nuestro país había sido elegido por 81,8 millones de turistas principalmente procedentes de China, Estados Unidos y Alemania, colocándose segundo en un ranking mundial encabezado por nuestro vecino del Norte, hasta dónde se habían trasladado para descubrir los encantos de París y los demás rincones de su geografía 86,9 millones de personas.

Pero además de en el 'top 3' de visitas turísticas, España también aparece en otro ranking importante de movilidad geográfica. Madrid, Barcelona, Valencia, Salamanca, Zaragoza y el resto de ciudades universitarias del territorio nacional son las más escogidas por los estudiantes Erasmus del resto de Europa. En concreto, durante el curso 2016-2017, el último del que se tienen datos oficiales, 47.138 jóvenes extranjeros escogieron España para estudiar o realizar prácticas laborales, una cifra muy superior a la que viajó hasta Alemania, el segundo país del ranking, dónde acogieron a 32.876 estudiantes. Además, de fuera de la Unión Europea España recibió a 1.457 universitarios, una cifra también muy superior a la del país germano, dónde los extracomunitarios que estudiaron allí ese curso fueron 1.621.

El número crece cada año y los motivos que les llevan hasta nuestro país son muy diversos: el idioma, el clima o el sistema educativo están entre ellos. Sin embargo, aunque todos estos estudiantes suelen llegar cargados de mucha ilusión y ganas de conocer nuestra cultura, es inevitable que se lleven alguna que otra sorpresa con las costumbres del país. ¿Qué es lo que realmente les deja con la boca abierta?

Según un estudio elaborado por la plataforma de alojamiento Student.com, las siguientes peculiaridades son las que más les llaman la atención y a las que más les cuesta adaptarse durante sus meses en España:

  • Los besos: Aunque es muy conocida internacionalmente la forma de saludarse en España: dándose un beso al verse y otro al despedirse, para algunos extranjeros esta costumbre no les hace sentir muy cómodos. Tanto en nuestro país como en Latinoamérica es muy común saludarse con dos besos, pero esto en algunos países de la Unión Europea, así como en Canadá o Estados Unidos, solo se hace con familiares, por lo que puede resultarles violento en un primer momento.
  • Caos orgaizativo: El caos les desconcierta. El estudio revela que a ojos de los estudiantes que llegan a España para pasar una temporada, los españoles somos impuntuales y además cambiamos de planes con mucha facilidad.
  • Comer tarde, tendido y con pan: Otra de las costumbres que más les llaman la atención a los extranjeros son los horarios de comidas y cenas. Para ellos cenar a las 21:30 horas es muy tarde. Además, les llama la atención que comemos casi cualquier cosa con pan y que alargamos la sobremesa hasta el infinito. Les es muy poco común quedarse charlando durante horas sentados en el mismo sitio después de haber acabado de comer. 

La cosumbre española de acompañarlo todo con pan, sorprende a los estudiantes extranjeros. (Pixabay)

  • No dejar propina: No dejar propina o dejar muy poca es inimaginable en algunos países de nuestro entorno. Mientras que aquí la costumbre es dejar propina si el servicio ha sido muy bueno, en los países anglosajones la costumbre pasa por dejar al menos el 10% del total de la cuenta en propinas.
  • Invitar en tu cumpleaños: Al contrario que con la propina, los extranjeros se sorprenden al ver que los españoles tenemos la costumbre de invitar a nuestros amigos a una ronda, a varias o incluso a cenar por nuestro cumpleaños. En países como Reino Unido o Irlanda, los asistentes son quienes suelen invitar al cumpleañero o cumpleañera.

A los Erasmus les sorprende que ne España el cumpleañero invite a algo a sus amigos. (Unsplash)

  • Que los comercios cierren durante la hora de la siesta: Aunque parezca un tópico les sorprende la existencia de "la hora de la siesta" así como que el horario comercial de muchas tiendas pase por cerrar a mediodía. Los horarios comerciales en el resto de Europa no suelen ser partidos y las tiendas cierran mucho más temprano, en torno a las seis o siete de la tarde.
  • Usar los dos apellidos: Aunque hay quien puede decirte hasta sus ocho apellidos, en España lo común es usar dos. Sin embargo, muchos extranjeros confunden el primer apellido con un segundo nombre, pues en resto de Europa lo común es tener solo un apellido, que generalmente adoptan del padre, aunque posean uno o varios nombres.
  • Los Reyes Magos: Además de la propia figura de los tres Reyes Magos, la celebración de la festividad del 6 de enero provoca algo que sorprende mucho a los extranjeros: unas vacaciones estudiantiles de Navidad larguísimas. Mientras que aquí los estudiantes no vuelven a las aulas hasta el 7 de enero, en gran parte del mundo lo hacen el 26 de diciembre, justo el día de después de Navidad.

Fuente: El Confidencial

Volver al boletín

XXVII Exposición Viajes y Turismo AVAVIT 2019

NUEVO!!!!

 

Volver