La revolución digital ha transformado el sector del turismo. Alex Dichter, Senior Partner de McKinsey, ha analizado en profundidad para Think With Google diversos datos acerca de estos cambios para saber cómo afectan a los profesionales del marketing.

La revolución digital ha puesto patas arriba casi todos los sectores, y el del turismo no ha sido la excepción. En el caso de los profesionales del marketing especializados en turismo, que tratan de convencer a los clientes para que reserven su próxima escapada, adaptarse a estos cambios puede ser bastante complejo.

Para conocer mejor esta transformación, se analizaron datos anonimizados y agregados de seguimiento de clics multidispositivo, teniendo en cuenta más de 300.000 términos de búsqueda relacionados con el turismo.1 A continuación, encontrarás las tres conclusiones a las que ha llegado Google y cómo afectan a los profesionales del marketing.

Al reservar un viaje, a los usuarios les cuesta decidir entre tantas opciones disponibles

Hace una década o dos, planificar unas vacaciones era un tema complicado. La mayoría de nosotros visitábamos una agencia de viajes que nos ofrecía una serie de opciones limitadas: unos cuantos destinos, fechas restringidas de ida y vuelta y muy pocas posibilidades de adaptar el viaje a nuestro gusto. Si volvemos al presente, gracias a Internet tenemos el mundo en la palma de la mano.

Para los profesionales del marketing, esto significa que los clientes que quieren viajar ya se enfrentan de por sí a una gran cantidad de ruido. En lugar de añadir más ruido todavía, debemos ayudarles ofreciéndoles productos o servicios que les interesen en el momento que los necesiten. Gracias a las tecnologías de las que disponemos actualmente, nunca había sido tan fácil.

Por ejemplo, si tienes un hotel y las “señales digitales” que recibes de un cliente sugieren que está buscando un viaje para hacer en familia, el anuncio que vea debería mostrarle que tu hotel tiene habitaciones familiares que se conectan entre ellas en lugar de promocionar el bar de cócteles.

Cada vez más viajes comienzan con una búsqueda

Cuando los usuarios se ven abrumados por la cantidad de opciones que tienen, la mayoría tiende a buscar más información de forma instintiva. Pudimos observar este comportamiento en los datos de seguimiento de clics. En el 2018, el 31% de las búsquedas de alojamiento comenzaron en buscadores, mientras que en el 2017 solo lo hicieron un 23 por ciento.

Para los profesionales del marketing, esto significa que reservar viajes es un proceso complicado y que puede estresar mucho a los usuarios. A diferencia de lo que ocurre al comprar un par de zapatos, para los clientes es muy complicado devolver unas vacaciones de dos semanas.

Los clientes que buscan viajes saltan de un dispositivo a otro

Como era de esperar, dado el crecimiento que ha experimentado la cifra de usuarios de teléfonos móviles, observamos un aumento anual del 10 % en los recorridos que se realizaron solo en dispositivos móviles o en diferentes dispositivos.

Para los profesionales del marketing, esto significa que aquellos que trabajen en el sector del turismo deben tener muy en cuenta al comprador omnicanal. Básicamente, deben crear experiencias rápidas, intuitivas e impecables tanto para ordenadores como para páginas para móviles y aplicaciones.

Fuente: smarttravel.news

Volver al boletín

NUEVO!!!!

 

Volver