Un total de 4.700 efectivos vigilarán Madrid y el Wanda Metropolitano entre el jueves y el domingo. Por primera vez se utilizará un dron para el control de los accesos y equipos policiales de información para atender a los aficionados

La final de la Champions del próximo sábado 1 de junio contará con el mayor dispositivo de seguridad de un evento en España, superior incluso al de la Copa Libertadores o al día de la boda del Príncipe Felipe.

Un total de 4.700 efectivos vigilarán las calles de Madrid entre el jueves y el próximo domingo. En palabras del director de la Policía Nacional, Francisco Pardo, se trata del «operativo más importante diseñado para un evento deportivo». Como novedad habrá un dron de la Policía Nacional que sobrevolará las inmediaciones del estadio y enviará las imágenes en tiempo real al centro de operaciones que se instalará en Canillas con el fin de controlar los accesos.

También por primera vez la UEFA y la Policía pondrán en marchaequipos conjuntos de información para ofrecer atención directa a los aficionados ingleses en cada una de las fan zone: la del Liverpool en la plaza de Felipe II y la del Tottenham en la plaza de Colón. Se trata de dos áreas diferenciadas dentro de la ciudad, como obliga la UEFA, que no permite la mezcla de aficiones, pero que están conectadas a las inmediaciones del estadio a través de Metro.

Otra tercera innovación es que se crearán cuentas en Twitter solo para el evento (@policía_UCLFLFC) con el fin de lanzar mensajes de seguridad e información general relacionada con el partido en la lengua de los equipos finalistas, el inglés. Estos perfiles no podrán ser usados como canales de emergencia si bien se atenderán en tiempo real las diversas consultas que realicen los aficionados.

Se espera la llegada de unos 80.000 aficionados ingleses, 35.000 de ellos con entrada. Una gran parte de los hinchas vendrá desde Benidorm (Alicante), Canarias, Baleares o la Costa del Sol, según señaló ayer el comisario general de Seguridad Ciudadana, Juan Carlos Castro.

El plan de seguridad dura cuatro días y se prevé la llegada de seguidores «sin entrada y sin alojamiento», por lo que aunque muchos hinchas volverán en vuelo charter el mismo sábado «es también previsible» que muchos otros se queden esa noche en la capital, según explicó la Delegada del Gobierno, Paz García-Vera. El operativo de 4.700 efectivos estará integrado por Policías Nacionales, Guardia Civil y Policía Municipal, así como personal de los servicios de emergencia como Samur-Protección Civil, Bomberos y Cruz Roja.

En los accesos al campo habrá tres anillos o cinturones de seguridad, aunque serán los dos últimos, los más cercanos al estadio, en los que se controlará que el aficionado tiene entrada. También en estos filtros se registrarán mochilas y otras pertenencias.

Aunque las puertas del Metropolitano no se abrirán hasta las 18.00 horas (el partido comienza a las nueve), se recomienda a las aficiones acercarse al campo a partir de las 17.00 h. para evitar aglomeraciones en los controles de seguridad.

Los aficionados ingleses que lleguen a Barajas serán trasladados luego en autobús a dos grandes zonas de aparcamientos situadas en Las Rosas y Canillejas, junto a sendas estaciones de Metro desde donde podrán ir al centro de la ciudad.

Junto a las zonas de hinchas, Madrid ha instalado tres festival zone con actividades y conciertos en la Plaza de Callao, la Puerta del Sol y la Plaza Mayor.

Las actividades arrancan el jueves 30 con un concierto en la Puerta del Sol de Sebastián Yatra de 22.00 a 23.30 horas.

El viernes 31 habrá un Partido de las Leyendas en la Plaza Mayor (17.00 a 19.00 horas) que se retransmitirá en la Puerta del Sol, donde además habrá un concierto de Dimitri Vegas & Like Mike de 22.00 a 23.30 horas. En este mismo lugar habrá otro concierto el sábado 1 de junio de 17.00 a 18.00 horas del artista Carlos Vives. Además, se instalará una réplica gigante de la Copa en la Plaza de Oriente, pero no se montará en la capital ninguna pantalla con la retransmisión de la final.

La ocupación hotelera en Madrid para el fin de semana es de casi el 100%, según la Asociación Empresarial Hotelera de Madrid (AEHM). Con todo, ayer se podría encontrar una habitación de lujo en un hotel céntrico por 6.000 euros.

También en la conocida firma Airbnb aparecían ayer nuevos alojamientos cerca del Metropolitano: «Habitación privada para 2 personas final Champions. 127 euros/noche».

La final de la Champions generará un impacto económico de 123 millones de euros, de los que al menos 66 se quedarán en la ciudad, repartidos en los sectores de ocio, alojamiento, gastronomía o compra de souvenir.

Una vez que termine el partido se mantendrá el dispositivo de seguridad en la capital. De momento no está previsto vallar la fuente de Cibeles ya que no está claro aún donde acudirán los aficionados a celebrar la victoria de su equipo. 

Fuente: ElMundo.es

Volver al boletín

NUEVO!!!!

 

Volver