David Madrigal, Paraty Tech

Si a estas alturas no sigues replanteándote periódicamente cuál es el tipo de página web para dispositivos móviles que tu hotel necesita, o bien has dado ya con la fórmula perfecta y lo tienes todo bajo control, o, por lo contrario, estás cometiendo el error de no prestarle suficiente atención a unas cifras que crecen sin descanso año tras año.

Actualmente, más del 30% del total de las reservas de nuestros clientes se efectúan vía móvil, una cifra que esperamos mejorar todavía más con el próximo lanzamiento de la última actualización de nuestro motor de reservas para móviles. Hasta entonces, te ayudamos a decidir qué opción es la que más le conviene a tu establecimiento.

Quizá la primera gran pregunta que debas formularte es si realmente quieres una web al uso, o si apuestas por una aplicación nativa. Estas últimas, a priori, tienen la ventaja de brindar un mayor control y grado de interacción, lo que se traduce en una mejor experiencia de usuario.

Como contrapartida, tienen el gran inconveniente de obligar al usuario a acceder al portal de venta de apps del sistema operativo de su dispositivo móvil (App Store, Play Store, etc.), descargar la aplicación e instalarla. Una acción que, conforme han ido pasando los años, se ha desvelado como incómoda para un perfil de cliente, a menudo, reticente a descargarse aplicaciones de uso solo esporádico.

Además, desde el punto de vista técnico, el desarrollo de una aplicación nativa implica un mayor esfuerzo y un incremento de los costes, debido a la existencia de diversas plataformas (Android y iPhone principalmente), cada una de las cuales dispone de un entorno de desarrollo independiente. Visto lo visto, parece fácil deducir que, en general, una aplicación nativa para tu hotel no parece la opción más recomendable.

Una vez tienes claro que vas a decantarte por una página web convencional, en detrimento de una aplicación móvil nativa, te topas con la segunda gran decisión que debes tomar… ¿Web responsive o web independiente?

Aunque sabemos que hay otras variantes, nosotros vamos a obviar el extenso inventario existente en este sentido, cuya nomenclatura técnica no hace más que inducir a confusión debido a la rigidez de sus parámetros y a los difusos límites que separan una de otra alternativa.

En su lugar, nos centraremos en estas dos opciones, en sus pros y en sus contras, con la intención de arrojar un poco de luz en lo relativo a los que consideramos los requisitos imprescindibles que toda página web para móvil debe reunir. Sin pretender adentrarnos en el frondoso y subjetivo bosque de la estética, expondremos nuestros argumentos atendiendo a cinco aspectos fundamentales:

  • Conversión
  • Experiencia de usuario 
  • Especificidad de contenidos
  • Velocidad de carga
  • Agilidad de desarrollo

Conversión

Con independencia del dispositivo por el que se decidan tus potenciales clientes, el primer objetivo de tu página web debe ser convertir. Todo lo demás queda relegado a un segundo plano. Volviendo a los móviles, en ellos más que en ningún otro soporte, la tecnología escogida puede ser determinante.

Por poner un ejemplo, en el diseño responsive priman la estética y los contenidos por encima de cualquier otra cuestión.

Basados en una retícula de columnas, se trata más de conseguir que todo encaje, que todo lo presente en la versión de escritorio se adapte lo mejor posible a todos los tamaños de pantalla, sin perjudicar la visualización y sin discriminar por agent. Es una única web que se va adaptando, normalmente a través del uso de etiquetas media query.

Sin embargo, cuando se idean, se diseñan y se desarrollan la web, el motor de reservas o las herramientas de revenue management, pensando en las necesidades específicas de una determinada tipología de dispositivo, es más fácil controlar todo lo relacionado con la interacción.

Cada botón, cada llamada a la acción, cada elemento, toma en consideración el formato y la forma de navegar, centrándose 100% en la conversión y en exprimir al máximo su potencial. Contar con una web independiente implica, también, disfrutar de unos contenidos y de una interacción potencialmente diferenciados y a medida.

Experiencia de usuario

Tus clientes no se comportan del mismo modo cuando acceden a tu página web a través de su ordenador que cuando lo hacen a través de su móvil.

Las secciones más buscadas no son las mismas, la predisposición a la lectura o a la compra tampoco, no permanecen el mismo tiempo navegando, los niveles de tolerancia del scroll varían, los dedos y el puntero del ratón no son igual de precisos, etc. Hay poco espacio en la pantalla, lo que implica ser muy selectivos para terminar mostrando solo lo esencial.

Cuando las diferentes interfaces condicionan tanto el modo de interactuar con el dispositivo y de proceder con la reserva, contar con versiones de páginas web independientes te garantizará estar capacitado para ofrecerle a tus clientes potenciales la experiencia de usuario que esperan en cada momento.

Contenidos específicos y estrategia

Otra de las ventajas de contar con dos versiones independientes de página web, escritorio y móvil, es la de tener pleno control sobre los contenidos que se muestran en uno y otro entorno.

Poder discernirlos en función del dispositivo, una vez más, juega a favor de la conversión, pues te permitirá también diferenciar tu estrategia en función del dispositivo: ser más o menos directo, lanzar campañas o secciones específicas, adaptar los contenidos de acuerdo a los datos que dispones sobre el comportamiento de tus usuarios, etc. Dicho de otro modo, hilar más fino.

Es importante detallar en este punto que lo verdaderamente interesante es que ambas versiones se alimenten del mismo gestor de contenidos, de modo que si no tienes la intención de marcar diferencias, no tengas que hacer nada, pero en caso contrario, baste con un clic para crear o borrar secciones, detallar qué bloque de contenido o banner se muestra aquí o allá, etc.

Velocidad de carga

Hazle un favor a tus usuarios y ahórrales el consumo excesivo de datos y la excesiva lentitud de carga que normalmente conllevará, por ejemplo, una página web responsive.

Disponer de una versión independiente para móviles, mucho más ligera, te permitirá adaptar el tamaño o el volumen de las imágenes, controlar todos los aspectos necesarios para garantizar una mayor agilidad de interacción y suprimir o replantear aquellos procesos que puedan afectar a su capacidad de respuesta. En definitiva, optimizar la página al máximo para llevar tu page speed a otro nivel.

Agilidad de desarrollo

Lejos de lo que pueda parecer sin leer la letra pequeña, lo cierto es que cuando se trabaja con diseños a la carta, desarrollar una única página web preparada para adecuarse a todos los dispositivos, puede resultar mucho más costoso, y lento, que desarrollar dos versiones independientes de la misma página.

Además, de algún modo, la tecnología condiciona también el diseño, que debe estar preparado desde el principio para ajustarse a la molesta retícula, que deberá contemplar un mínimo de tres escalones o saltos, lo que a su vez se traduce en ese mismo número de bocetos o adaptaciones. Si tienes prisa, una vez más, te recomendamos desechar esta opción.

Siempre con la conversión como objetivo prioritario, y sin perder nunca de vista la experiencia de usuario, en Paraty Tech llevamos años apostando por una postura que nos aleja cada vez más de la tecnología adaptativa, en pro del desarrollo de versiones independientes para los diferentes dispositivos. ¿Más trabajo? No, mayor eficiencia.

SmartTravel

Volver al boletín

NUEVO!!!!

 

Volver