Iberoamérica

 

Laguna Azul a las afueras de Reikiavik es uno de los lugares más frecuentados por los turistas que visitan Islandia. 

La rápida recuperación económica de Islandia llegó gracias al turismo, pero la masificación ya genera problemas entre sus habitantes

Islandia recibió la visita de 1,7 millones de turistas en 2016 un 40% más con respecto al año anterior. Las actuales cifras de los visitantes extranjeros que deciden conocer Islandia ya generan interrogantes sobre cuantos turistas se puede permitir este pequeño país isleño de poco más de 300.000 habitantes.

Leer más: Islandia: luces y sombras de vivir un boom turístico

Las aerolíneas han programado en los aeropuertos españoles 102,6 millones de asientos ofertados para la temporada de invierno 2017/2018, que comenzó el domingo 29 de octubre y finaliza el 24 de marzo del año que viene, lo que supone un aumento del 11,3% con respecto al mismo periodo del año anterior. El número de movimientos programados también aumenta un 11,3%, con algo más de 620.000 operaciones comerciales. Esta temporada, el programa alcanza 2.425 rutas, lo que significa 191 más que en el invierno del año pasado. El Aeropuerto de Madrid-Barajas mantiene la tendencia de crecimiento en el número de asientos programados, con más de 26 millones (+7%). En el Aeropuerto de Barcelona-El Prat, serán ofertados cerca de 21 millones de plazas (+13,4%), en el Aeropuerto de Palma de Mallorca 6,2 millones (+18,5%), en el Aeropuerto de Gran Canaria la cifra de asientos ofertados es de 7,6 millones (+14,9%), en el Aeropuerto de Málaga-Costa del Sol, 6 millones (+7,7%) y en el Aeropuerto de Tenerife Sur 5,5 millones (+3,1%).

Leer más: Las aerolíneas programan 102,6 M de asientos en invierno, un 11,3% más

Valor por dinero, recompensas y buen servicio al cliente: esto es lo que mantiene a flote al barco en el sector de viajes. Pero, ¿qué es lo que coloca un viento constante detrás de esas velas?

La última encuesta realizada por la consultora DMA muestra qué factores impulsan la lealtad en el sector de los viajes, incluidas aerolíneas, los hoteles y webs de reservas.

Esta encuesta se refleja en la siguiente infografía, muy dirigida al mercado británico pero que ofrece una fotografía sobre qué marcas han puesto en marcha mejores estrategias en su trato directo con los clientes. En este sentido, los encuestados han destacado, por encima de otros factores, la importancia de la autenticidad o la innovación tecnológica y adaptación a las plataformas móviles que los usuarios ya llevan consigo.

 

 

Fuente:Smart Travel

Volver al boletín

Texto: MARÍA CRESPO (@MERINOTICIAS)

El viernes 20 de octubre de 2017, a las cinco de la mañana, Tom Morgan alcanzó una altura de 2438 metros sobre Parys, al sur de Johannesburgo en Sudáfrica, gracias a globos de helio.

“Investigamos mucho aquí en el Reino Unido de antemano. Investigamos patrones climáticos, las regulaciones de vuelo, las cantidades de helio necesarias y, lo más importante, qué galletas tomar en el vuelo”, explica Tom Morgan a Traveler.es, el creador de la empresa The League of Adventurists International con sede en Bristol dedicada a recuperar el sentido de la aventura.

Leer más: La película 'UP' se convierte en realidad: Tom Morgan sobrevuela Sudáfrica atado a decenas de globos

iStock. ¿Cuántos viajes son... demasiados? 

Texto: MARTA SADER

No hace falta decirlo: nos encanta viajar. Pero ¿podría llegar a convertirse en un comportamiento peligroso? ¿Cuándo muchos viajes son... demasiados?

"Estamos en 1886, en los albores del psicoanálisis, y Albert Dadas se presenta voluntariamente en el hospital Saint André de Burdeos para que lo curen. A lo largo de su vida, ha sentido varias veces el impulso irrefrenable de irse lejos, de huir, momento en que se sumía en un trance del que no salía hasta que recuperaba la consciencia en otra ciudad, otro país". Así comienza la sinópsis de Cautivo, la novela gráfica de Christophe Dabitch y Christian Durieux que recoge uno de los primeros casos de “fuguismo patológico” que se conocen. El mismo hizo famosos tanto a Dadas como a su médico, Philippe Tissié. "La historia de su enfermedad y su curación es un relato fascinante, verídico y apasionante", explican desde la editorial.

Se sabe que, después de tratar a Dadas durante varias semanas, los psiquiatras acuñaron un nombre para su dolencia: "dromomanía" (del griego drómos, 'carrera'), que, según recoge la RAE, es la "inclinación excesiva u obsesión patológica por trasladarse de un lugar a otro". El término incluso fue recogido como "trastorno del control de impulsos" y "problema psiquátrico" en la edición del 2000 del Diagnostic and Statistical Manual of Mental Disorders (Manual diagnóstico y estadístico de desórdenes mentales, publicado por la Asociación de Psiquiatras de América). Su definición reza que, quienes sufren de este trastorno, tienen un "anormal" impulso por viajar: "están preparados para gastar por encima de sus posibilidades, sacrificar trabajos, amantes y seguridad en su búsqueda de nuevas experiencias".

iStock. Cuando tu único impulso es llegar al próximo destino 

Pero, entonces, ¿se puede hablar de "adicción" a viajar como tal? Le preguntamos a la psicoterapeuta especializada en adicciones Lidia Rodríguez Herrera. "El elemento esencial de todos los trastornos adictivos es la falta de control, es decir, el descontrol de la persona afectada sobre determinada conducta, que al comienzo le es placentera, pero que luego va ganando terreno entre sus preferencias, hasta llegar a dominar su vida".

Sus síntomas principales son, en palabras de la experta: "Un intenso deseo, ansia o necesidad imparable de concretar la actividad placentera; la pérdida progresiva del control sobre la misma; el descuido de las actividades habituales previas, tanto las familiares, como las académicas, laborales o de tiempo libre; la progresiva focalización de las relaciones, actividades e intereses en torno a la adicción, con descuido o abandono de los intereses y relaciones previos, ajenos a la conducta adictiva; la irritabilidad y el malestar ante la imposibilidad de concretar el patrón o secuencia adictiva (abstinencia) e imposibilidad de dejar de hacerlo, pasado un corto período".

La psicóloga explica que estas consecuencias negativas suelen ser "advertidas por personas allegadas", que se lo comunican al adicto, quien, a pesar de ello, "no detiene la actividad y se pone a la defensiva, negando el problema que padece".

iStock. Si se pone a la defensiva cuando le hablas de lo mucho que viaja, atento/a

ENTONCES, NOSOTROS... ¿SOMOS ADICTOS A VIAJAR?

Hagamos memoria: todo viajero de pro (nos incluimos) ha tenido que escuchar de sus familiares eso de "es que no haces más que gastar dinero en viajecitos", "es que qué necesidad hay de irte a la otra punta del mundo", "es que no estás nunca aquí..." Pero claro, de ahí a dejarlo todo por estar de un lado para otro, hay un trecho.

"Existen diferentes tipos de viajeros y diferentes formas de gestionar los viajes", indica Rodríguez. "Viajar en exceso podría estar relacionado con el rasgo de personalidad “buscadores de riesgo”, que se caracteriza más que por la cantidad de viajes que realiza la persona, por el estilo de viaje en busca de experiencias novedosas cargadas de adrenalina. Sin embargo, no por ello tienen que ser adictos".

De hecho, el problema puede no ser el viajar mucho... sino la razón por la que se hace: "Cuando solo se piensa en hacer la maleta, existe la posibilidad de que subyazca un problema que se está evadiendo porque la persona no lo sabe o no lo quiere afrontar. Hay quienes, en su día a día, viven en una continua insatisfacción, y piensan que, al ir a nuevos destinos, se van a encontrar mejor. Pueden disfrutar durante el viaje (que también dependerá de las expectativas previas), pero, al volver a su lugar de origen, se sienten de nuevo insatisfechas", desgrana la especialista.

Así las cosas, "en ningún caso viajar es el problema en sí mismo, sino que puede deberse a un comportamiento evasivo", puesto que, como indica Rodríguez, "Viajar favorece el bienestar, produce un cambio y crecimiento. Además, viajar como alteración temporal a modo de pausa de las responsabilidades es indiscutiblemente saludable para favorecer el equilibrio mental; nos alejamos de las preocupaciones y se alivian tensiones durante un tiempo, se reconecta con uno mismo y con el presente. Y si se realiza con amigos o familia, se refuerzan los vínculos. Además, la experiencia perdura en el tiempo, con lo que invertimos a largo plazo en felicidad".

iStock. Buscadores de emociones fuertes

De este modo, la señal de alarma debe surgir cuando se viva sólo por y para el próximo viaje, pues "es posible que la vida que uno está llevando no le esté llenando lo suficiente". Ese es uno de los indicadores que deberían hacer que nos preocupásemos, así como "sentir, en cierto modo, un desarraigo o aislamiento social; notar que los familiares y amigos ya han hecho algún comentario; percibir que se pasa un gran cantidad de tiempo mirando blogs y guías de viajes; comprobar que se gasta más dinero del que se tenía pensado; sentir ansiedad si no se puede llevar a cabo el viaje planeado o si estás más de tres meses en el mismo lugar…"

Pero ¿qué pasa con quienes viajan muy a menudo, por ejemplo, por trabajo? ¿Tienen riesgo de convertirse en "adictos a viajar"? "Es posible que este tipo de personas sufran las consecuencias de la migración excesiva: el duelo migratorio y el desarraigo social. Así, pueden cultivar relaciones superfluas; desarrollar una “doble vida” en el caso de circulación entre dos ciudades; generar conflictos familiares y perder contacto con amistades establecidas, todo lo cual puede aislar a la persona y producir un sentimiento persistente de vacío, insatisfacción y de no encontrarse a sí mismo".

Aún así, en palabras de la psicóloga, el hecho de estar continuamente en movimiento "no genera adicción" y, si no se llega a los límites que ya hemos mencionado, "no es necesario analizar las causas para replantear el estilo de vida o las prioridades".

iStock. Siempre en ruta

Fuente: CondéNastTraveler

Volver al boletín

Turistas británicos en la terraza de un pub inglés en Benalmádena (Málaga). EFE-JZ

España vuelve a batir récords de visitantes internacionales, con más de 66 millones de llegadas en el año

La llegada de turistas internacionales vuelve a romper los registros en España. Entre enero y septiembre han llegado 66,1 millones de viajeros, un 10,1% más comparado con el mismo período del año pasado. Con este índice, se supera en 1,1 millones las llegadas registradas en 2014.

Leer más: Los turistas británicos pasan del brexit

El turismo de cruceros genera un volumen de negocio de 1.300 millones euros anuales en España, contribuyendo en un 10,9% al PIB turístico y dando empleo a más de 28.600 personas, según Puertos del Estado. Desde que comenzó el siglo XXI, los puertos españoles han invertido más de 500 millones de euros en mejoras y más de 300 millones están previstos en los próximos tres años.

Leer más: Los cruceros aportan el 10,9% del PIB turístico en España

Un avión de Air Berlin en Alemania. FRIEDEMANN VOGEL EFE

La semana pasada comenzó con el colapso de Monarch, la quinta aerolínea más grande de Reino Unido y terminó con un aumento de los beneficios de easyJet. Resulta tentador concluir que el tamaño importa en la corta distancia. Pero la realidad tiene muchos matices.

Leer más: Aerolíneas europeas: el tamaño no lo es todo

España posee una de las redes más largas de ferrocarriles de alta velocidad a nivel mundial, con 3200 kilómetros construidos y más de 20 años de experiencia. (Foto: RENFE) 

La llegada de un tren de alta velocidad como el AVE a una localidad tiene un fuerte impacto en su vida cotidiana, pero ¿cómo afecta esa circunstancia al desarrollo específico del turismo? Un equipo de investigadores de la Escuela Técnica Superior de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos de la Universidad Politécnica de Madrid (UPM) ha respondido a esta pregunta mediante un estudio comparativo del impacto de la alta velocidad en nuestro país frente a China.

Leer más: La alta velocidad genera más turismo en China que en España

Por María Sempere

A la hora de viajar, aquellos con un alto poder adquisitivo buscan itinerarios únicos. Hoy en día prima lo vivencial y este tipo de usuario no solo quiere alojarse en los mejores hoteles y utilizar transporte de primera clase, sino que busca experiencias únicas y exclusivas que conviertan su viaje en inolvidable.

Turismo de lujo a la carta

Algunas empresas, conocedoras de esta interesante demanda del cliente premium, ya llevan años trabajando para cubrir este tipo de mercado. Entre ellas destacan Nuba y Elefant Travel, especializadas en diseñar este tipo de viaje de forma totalmente personalizada.

Así, el cliente del lujo describe qué le gustaría hacer durante su viaje. La empresa por su parte también le informa de las múltiples posibilidades que tiene a su alcance. El tiempo medio de diseño de un viaje exclusivo de este calibre puede rondar el mes, pero el cliente no tiene inconveniente en ello, ya que es partícipe en todo momento de cada uno de los pasos que se van a llevar a cabo, y participa activamente en la toma de decisiones.

Obviamente este diseño único del viaje conlleva un precio en torno a los 5.200 euros por persona como mínimo, el límite lo pone el usuario.

Las empresas organizadoras de este tipo de viajes están acostumbradas a hacer realidad las ideas de los usuarios, que van desde el alojamiento en los mejores hoteles y transportes vip individuales, hasta la posibilidad de visitar un monumento completamente a solas sin el barullo de los turistas de a pie. Hay quien prefiere bucear en el Ártico o ver amaneceres increíbles desde globos aerostáticos, todo tiene cabida.

El viaje de lujo: un sector al alza

Poco a poco, este tipo de turismo de alto lujo se ha ido afianzando y ha ido ganando adeptos, cada vez son más los dueños de grandes fortunas que recurren a empresas especializadas para diseñar sus viajes a medida. Clientes habituales son, por ejemplo, las parejas de novios, que no dudan en invertir bastante dinero en un viaje que quieren que sea inolvidable.

Lo mejor de todo es que el cliente español suele realizar este tipo de itinerarios en países y destinos extranjeros, pero a su vez, el turismo en España no hace más que crecer y eso significa que clientes vip de otros países demandan cada vez más viajes diseñados a medida y totalmente personalizados cuyo destino es la península ibérica, con todos los beneficios que eso supone para el sector.

Fuente: elEconomista

Volver al boletín

La economía digital, incluyendo pedidos online y servicios de entrega y la influencia creciente de las redes sociales, está cambiando la forma en que los consumidores descubren, interactúan y disfrutan de sus experiencias gastronómicas. Así lo indica la última encuesta elaborada por American Express en Estados Unidos sobre las tendencias de consumo en el sector de la restauración.

Leer más: Inversión tecnológica, redes sociales y apps marcan el futuro de los restaurantes

La próxima edición de FITUR 2018, que organiza IFEMA los próximos 17 al 21 de enero en Feria de Madrid, se perfila una vez más como el gran evento de referencia internacional del sector del turismo. Y es que, a las excelentes expectativas de participación, con más del 90% del espacio adjudicado a tres meses vista de su celebración, se suma la gran diversidad de propuestas que acoge su oferta y que convertirán a FITUR en centro de atracción profesional de todo el mundo.

Leer más: Excelentes expectativas de participación en FITUR 2018

Las consecuencias de la crisis catalana tienen efectos negativos en España. A largo plazo, está por ver qué ocurre. Madrid mantiene expectativas de crecimiento: sus atributos se lo garantizan

Leer más: La turismofobia y el 'procés' frenan al sector en Barcelona y sitúan Madrid al alza

Meliá Península Varadero

Meliá Cuba anunció en una nota remitida a REPORTUR.com la reapertura de los hoteles afectados por el huracán Irma en Cayo Santa María, Cayo Coco, Cayo Guillermo y Varadero.

Leer más: Meliá anuncia la reapertura de hoteles afectados por huracán Irma

Página 10 de 24

NUEVO!!!!

Volver