El reto más grande es cubrir los costos de hospedaje y alimentación mientras salen del limbo migratorio

Ronald Iván Rojas es venezolano y quiere entrar a Panamá. Migración, sin embargo, le dice que no. “No me quieren dejar entrar a Panamá y yo soy turista. A mí me ha sustentado mi mamá y mis hermanas que viven en… un país que no es Venezuela”, manifestó Rojas a TVN Noticias. Señala que ha mostrado los 500 dólares y otros requisitos para entrar al país, pero las autoridades se han mostrado inflexibles.

Actualmente hay más de 300 extranjeros, en su mayoría venezolanos, atascados en la frontera entre Panamá y Costa Rica tratando de reingresar al país. Las autoridades migratorias alegan que son personas que buscan aprovecharse de su visa turista para quedarse viviendo o haciendo negocios en Panamá. Los extranjeros se defienden diciendo que solo vienen a pasear.

Las leyes migratorias establecen que los extranjeros con visa de turista tienen un límite de seis meses de estadía continua en el país. Por esta razón, muchos cruzan la frontera por unos días y luego regresan.

“No se me habían ni vencido los seis meses, pero igualito salí”, apuntó Rojas. “El 9 de marzo me toca salir de Panamá”, acotó.

La dificultad más grande que enfrentan muchos son los costos de estadía y alimentación en la frontera. Rojas explicó que se ha mantenido gracias al apoyo de sus familiares en el exterior que enviaron cientos de euros desde Luxemburgo.

Al igual que muchos venezolanos, Rojas clama que tiene todos sus papeles en orden y que no hay razón válida para negarle la entrada al país. Por el momento sus voces parecen caer en oídos sordos.

Con información de Demetrio Ábrego

Fuente: tvnnoticias

Volver al boletín

WTM Latin America 2017

NUEVO!!!!

Volver