Expertos coinciden en que el conflicto con Colombia por los aranceles impuestos a textiles y calzados está afectando los ingresos de la ZLC.

A pesar de que las cifras oficiales en cuanto al movimiento comercial de la Zona Libre de Colón registran un crecimiento de 5.8% hasta julio de 2017, la zona franca no rebasa la baja del año pasado para el mismo periodo, que fue de 13.7%.

La Zona Libre de Colón (ZLC), uno de los principales pilares de la economía panameña, lleva más de cuatro años a la baja en su movimiento comercial debido en parte a la situación económica que atraviesan sus principales mercados, Colombia y Venezuela.

Sin embargo, también se ha visto afectada por la imposición de aranceles por parte de Colombia a textiles y calzados provenientes del emporio comercial, lo cual está en disputa ante la Organización Mundial de Comercio (OMC).

Además de ello, la deuda que mantienen empresarios venezolanos, y ahora se suma la situación que se registra en las islas del Caribe por el paso de varios huracanes.

Cifras oficiales de la Contraloría General señalan que hasta julio el movimiento comercial de la ZLC es de 11 mil 643 millones 171 mil dólares, mientras que el año pasado a igual periodo fue de 11 mil 1 millón 425 mil dólares, es decir, que hubo un crecimiento de 5.8% respecto al año anterior.

No obstante, esta cifra no logra rebasar la baja que se registró en igual periodo de 2016, que fue de 13.7%, y ni siquiera la que se produjo en 2015, que fue de 6.9%.

Al verificar las cifras del movimiento comercial durante este año, estas reflejan que solamente se han registrado alzas significativas durante los meses de enero, febrero y mayo con 15.6%, 30.1% y 11.1%, respectivamente.

Sin embargo, durante el resto de los meses se han registrado bajas de 9%, 1.2%, y crecimientos leves de 1.1% y 0.5%.

En cuanto a las cifras de importaciones, se registra un crecimiento de 6% hasta julio, sin rebasar la baja del año anterior en igual periodo, de 16%, al igual que en las reexportaciones, que bajaron el año anterior a julio 11.5% y solo crecieron este año 5.7%.

Las reexportaciones en el mes de julio solo crecieron 0.8% y las importaciones 1.4%.

Los economistas afirman que la inestabilidad en los ingresos en la zona franca en el presente año se debe a que el comercio mundial está mostrando dificultades en toda América Latina, además de los conflictos con Colombia y Venezuela.

El economista Augusto García expresó que si el problema con los países sudamericanos no se resuelve, se mantendrán los bajos ingresos en relación con el comportamiento histórico de la actividad.

Agregó que el modelo de la zona franca debe ser cambiado porque está obsoleto y data de los años 60.

"El comercio mundial ha cambiado y la Zona Libre de Colón debe hacer lo mismo", añadió.

Por su parte, el economista Olmedo Estrada señaló que las compras de los principales clientes de la ZLC, como Venezuela, Colombia, Argentina, Brasil y las islas del Caribe han disminuido, lo que afecta el movimiento comercial.

Indicó que otro de los clientes que se han sumado es Centroamérica, sin embargo, señaló que esta economía no está en condiciones de incrementar el volumen de compra y por eso dependemos de otros países.

A pesar de que las cifras de la zona franca para este año han sido inconsistentes, Estrada afirmó que cerrará con números positivos.

Fuente: Panamá América

Volver al boletín

WTM Latin America 2018

NUEVO!!!!

Volver