El secretario general de la Organización de Turismo del Caribe (OTC) con sede en Barbados, Hugh Riley, declaró a noviembre como el Mes del Turismo en el Caribe, en medio del impacto económico causado por los huracanes Irma y María.

Riley, en un comunicado describió al sector del ocio en 2017 como una “historia de dos situaciones” tras las devastación por los fenómenos atmosféricos en importantes polos como Antigua y Barbuda, Dominica, las Islas Vírgenes Británicas, las Islas Turcas y Caicos, Anguila, San Martín, en menor medida, las Bahamas y San Cristóbal y Nieves.

Argumentó que durante la primera mitad de este año, el área alcanzó un nuevo récord, al recibir 16.6 millones de llegadas de turistas internacionales, con una tasa de crecimiento del 5.2 por ciento, en comparación con el mismo período del año pasado.

Sin embargo, después del paso de los huracanes, el ascenso se afectó con un pronóstico de la OTC y el Banco de Desarrollo del Caribe de una baja de entre 2.5 a 3.5 por ciento, con un costo de alrededor de 137 millones de dólares en ingresos perdidos, explicó el directivo.

El secretario de la OTC reconoció que si bien los países afectados se encuentran en diversas etapas hacia la normalidad, el impulso le corresponde al más del 75 por ciento de la región que no se vio afectada por las tormentas.

En este contexto, alentó a la comunidad internacional a seguir visitando el Caribe, como vía expedita para la generación de economía.

Fuente: Caribbean News Digital

Volver al boletín

NUEVO!!!!

Volver