Esther M. Arjona Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

La cuarta edición de la fiesta gastronómica aboga por la reactivación de San Felipe como centro turístico y gastronómico y baluarte de nuestra historia y cultura

Aunque todavía nos sorprenden algunos aguaceros, la temporada de verano ha marcado su inicio con una serie de actividdes que nos invitan a salir a lacalle, disfrutar de la ciudad y también de la naturaleza. Una de estas actividades es Menú Panamá, que el 2 y 3 de febrero celebra su cuarta edición.

‘Queremos aprovechar el verano apropiándonos de espacios al aire libre que normalmente no eran utilizados', destaca Jorge Chanis, socio con el chef Mario Castrellón en esta denominada ‘fiesta gastronómica'.

La primera edición de Menú Panamá se celebró en el espacio que hoy se denomina Jardines del Biomuseo, y en las ediciones posteriores se fueron aprovechando otros espacios aledaños que le dieron frescura y novedad al evento. ‘Lo que queremos es justamente eso, tratar de salir de las salas de eventos y lugares clásicos y tratar de, a través de Menú Panamá, no solamente hacer un evento sino crear un impacto turístico en esos espacios', explica el director del evento.

Chanis, creador de diversas iniciativas relacionadas con la gastronomía como los premios ‘El buen tenedor' tenía una idea muy concreta de la actividad que quería organizar, algo que involucrara un toque internacional. En ese mismo momento, Castellón, chef del restaurante Maito, único restaurante panameño incluido en la lista de los 50 mejores de Latinoamérica, barajaba también la idea de organizar un evento con otras características. ‘Nos sentamos y dijimos, hagamos esto en conjunto, unamos fuerzas', recuerda Chanis. ‘Cada uno tenía algo que aportar completamente diferente al otro, cada uno dentro de su experiencia. Así arrancamos', agrega.

La actividad fue denominada Menú Panamá pues es justamente eso: un menú que cambia de acuerdo con los productos que están disponibles. ‘Menú Panamá cambia todos los años por completo. No solamente en ubicación, sino toda la dinámica que hay dentro', detalla Chanis.

Este año Menú ha decidido alejarse del área de Amador y acercarse al emblemático barrio de San Felipe. ‘Queremos que se revitalice el área, que los asistentes aprecien la buena gastronomía, la buena coctelería, la cultura y el arte y hacerles pasar un fin de semana en el que logren ver que El Casco Antiguo ha cambiado muchísimo y hay lugares espectaculares', asegura.

Menú Panamá contará con dos espacios específicos en San Felipe. ‘Ya no estamos en un lugar abierto, por lo que el acceso será limitado, por eso este año hemos dividido los ambientes en dos: El Summer Wine Festival, que se llevará a cabo en las ruinas de La Compañía de Jesús. Por un aporte de $50.00 el asistente tendrá derecho a una copa de vino de cristal Ridel y la oportunidad de degustar más de 65 etiquetas de vino. El summer Wine Festival abrirá sus puertas a las 6:30 de la tarde hasta las 10:00 pm tanto el viernes como el sábado.

En el rincón de Clementina, por $30, el asistente podrá degustar 3 tapas elaboradas por los chefs internacionales invitados y música en vivo, con la opción de comprar cervezas y la más novedosa coctelería.

Pero se busca que el ambiente festivo llegue más allá de los venues establecidos y que se respire en todo el barrio. Para ello, han establecido vínculos con la Dirección de Patrimonio Histórico del Inac que ofrecerá incentivos a los restaurantes que deseen participar de la actividad durante el fin de semana.

Y es que ‘a pesar de que el Casco Viejo es el segundo lugar más visitado por los turistas en Panamá, después de las esclusas de Miraflores, es uno de los lugares que está perdiendo más su identidad cultural y artística en general. Es importante rescatarlo', dice Chanis. Los restaurantes que para ese fin de semana contraten el servicio de agrupaciones musicales nacionales, tendrán la posibilidad de hacer activaciones artísticas en espacios frente a sus restaurantes. Adicionalmente, reconocidas bandas panameñas se presentarán en cinco diferentes puntos del Casco Antiguo, tanto viernes como el sábado para crear un ambiente festivo que alcanzará a los visitantes aunque no participen directamente en los venues .

Los espacios se verán engalanados con obras de arquitectura efímera del festival Cuadra, curado y dirigido por la arquitecta Ginette Gotti, que coincide con las fechas de Menú Panamá. ‘Estudiantes de diferentes universidades panameñas trabajarán en conjunto con jóvenes en vulnerabilidad social del área, proyectos en herrería, albañilería y ebanistería de Escuela Taller del Casco Antiguo', explica Chanis.

INVITADOS ESPECIALES

Menú Panamá presentará a la sommelier Laura Espinosa, quien labora junto a su madre, la reconocida chef Leonor Espinosa, del restaurante Leo en Bogotá. La sommelier se ha destacado por sus maridajes no tradicionales. ‘Ella trabaja con bebidas de comunidades ancestrales que incluyen hierbas, raíces y fermentos. Responde a la nueva tendencia a nivel mundial que es maridar no solo con vinos sino con cualquier bebida que realce tu plato', dice Chanis.

Carolina Bazán y Rosario Onetto son la chef y sommelier (respectivamente) del restaurante Ambrosia de Santiago de Chile. Además de socias, pareja, conversarán con jóvenes panameños que se enfrentan a esta demandante profesión, sobre los retos de trabajar con la pareja, sobre todo en un restaurante, referencia de la ciudad de Santiago y en la lista de los mejores de Latinoamérica.

La peruana Malena Martínez, hermana de Virgilio Martínez, chef del laureado restaurante Central, segundo en la lista de los mejores de Latinoamérica, también nos visitará para detallar su trabajo de investigación con antropólogos, biólogos y entomólogos en Mater Iniciativa, proyecto que tiene como objetivo ubicar, documentar y aprovechar la materia prima que es utilizada tradicionalmente por pueblos originarios y que son desconocidos por los cocineros actuales.

De Guatemala, asistirá el chef Diego Téllez, del restaurante Flor de Lis, ‘uno de los chefs que está dando de qué hablar, desde un punto de vista internacional', comenta Chanis.

Estos invitados de lujo participarán en un seminario gratuito que se ofrece a estudiantes de gastronomía de las principales escuelas y universidades del país. ‘Cada uno de ellos va a hablar de sus proyectos, esto ayuda a que los muchachos que estudian hoy en día no tengan ese concepto cerrado de que para trabajar en gastronomía no se puede salir de la cocina sino que la gastronomía tiene muchos campos distintos y el más importante que se necesita en Panamá, es la investigación', asegura Chanis.

‘El 90% de nuestras invitadas son mujeres, queremos establecer la importante presencia femenina en la gastronomía latinoamericana', sostiene el director de Menú Panamá, además de impulsar la innovación. ‘Queremos que tanto hombres como mujeres se inspiren y desarrollen proyectos diferentes, únicos, por eso no solamente va a haber una presencia mayoritaria femenina sino que invitamos a profesionales que están haciendo cosas completamente diferentes. Panamá necesita cocineros, pero también necesita de quienes se ocupen de la investigación, de su historia', concluye. 

Fuente: La Estrella de Panamá

Volver al boletín

WTM Latin America 2018

NUEVO!!!!

Volver