Con el propósito de generar espacios de intercambio de experiencias entre distintos actores de la sociedad, en función de la Agenda 2030, se desarrolló el primer Encuentro Nacional de Desarrollo Sostenible donde uno de los temas principales fue la importancia de la protección de los manglares y el carbono azul.

Enmarcado en ver avances, cumplimiento y expectativas de los Objetivos de Desarrollo Sostenible, (ODS) la jornada involucró a más de 140 expertos, divididos en 4 sesiones plenarias y 13 sesiones técnicas.

Juan Moreno Lobón, Director del Centro Internacional para el Desarrollo Sostenible explicó que los principales objetivos del encuentro giran, en primer lugar, entorno a determinar el grado de cumplimiento y expectativas nacionales por parte de las entidades responsables de la Agenda 2030 y los (ODS).

En segundo lugar , proporcionar conocimiento para la construcción colectiva de una visión de desarrollo sostenible a partir de imaginarios particulares de cada sector presentado. Finalmente se pretende situar al evento como referente en el marco de experiencias logradas para generar diálogos informados alrededor de la temática del desarrollo sostenible.

Moreno sostuvo dice que pretenden realizar este evento todos los años tanto en la ciudad como en el interior del país, con el fin de generar redes de intercambio de conocimiento y diálogo multisectorial para avanzar en materia de Desarrollo Sostenible.

Durante el encuentro uno de los temas abordados fue la importancia de la conservación de los humedales y el carbono azul, como mitigadores del Cambio Climático. Esto como parte del cumplimiento de los ODS 13 y 14.

Tania Romero, del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo presentó los resultados del informe sobre protección de sumideros de carbono en manglares y áreas protegidas de Panamá. En el caso de Panamá este proyecto generó por primera vez un área de 14 mil hectáreas en datos de sitio de país sobre cuánto carbono pueden generar los ecosistemas de manglares.

En este sentido explicó que el informe reportó que alrededor de 330 toneladas de carbono son almacenadas por hectárea de manglar, es decir que por cada área de manglar que conservamos podemos almacenar 330 piscinas de tamaño reglamentario, de carbono.

Romero dijo que aunque Panamá cuenta con zonas de manglares bajo protección aún se hace necesario crear conciencia en el tipo de desarrollo que se hace en las costas y valorar todos los servicios que tienen los ecosistemas de manglares.

Fuente: ANPanama

Volver al boletín

NUEVO!!!!

 

Volver