ARCHIVO | LA ESTRELLA DE PANAMÁ El turismo aporta más del 10% del PIB nacional.

La economía de Panamá finalizó el 2018 con un déficit de 2.0% en el Sector Público No Financiero y de 2.8% en el Gobierno Central, reveló la ministra de Economía y Finanzas, Eyda Varela de Chinchilla 

Annette Cárdenas Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

El sector turismo arrastra un decrecimiento que ha provocado despidos, disminución en servicios y productos; así como, en otros casos lamentables, el cierre de empresas.

Esto es tan solo el resultado, por un lado, de no abordar la actividad turística a través de políticas de Estado que trasciendan administraciones gubernamentales, que no se presten a los vaivenes de una curva de aprendizaje cada cinco años, y la implementación de experimentos que, aunque con buenas intenciones, no siempre tienen el éxito deseado; en fin, palos de ciego.

Por otra parte, también es la consecuencia de la falta de posicionamiento de Panamá como destino turístico. Carecemos de una propuesta de valor del destino que se presente en el marco de una estrategia de comunicación, que le dé continuidad al mensaje de un producto cuyos atributos hayan sido definidos y se mantengan en el tiempo. Actualmente, los mercados objetivos no entienden realmente lo que es Panamá, como destino; no tienen una imagen clara de lo que ofrecemos.

Ante este panorama, desde la Cámara de Comercio, Industrias y Agricultura de Panamá se ha planteado dentro del eje de Crecimiento Económico Competitivo de su proyecto Agenda País 2019 – 2024, acciones concretas a corto y mediano plazo que coadyuven a la reactivación del sector turismo, que no solo es generador de cientos de miles de empleos, sino que tiene un efecto multiplicador hacia otros sectores de la economía con gran capacidad de empleomanía y exportación.

En primera instancia, de manera inmediata se debe reanudar y dar sostenimiento a la publicidad para promover a Panamá como destino a nivel internacional y asegurar los recursos para que el Fondo Mixto de Promoción Turística pueda ejecutar su plan de acción con un presupuesto mínimo de $20 millones por año y, a largo plazo, darles continuidad a las estrategias.

Además, con la creación de este fondo, a corto plazo hay que redefinir la misión y la estructura de la Autoridad de Turismo de Panamá; profesionalizando la institución y que la misma se enfoque en la ejecución del Plan Maestro de Turismo, que promueva la inversión privada en nuevos productos y liderar la creación de una cultura de servicio en el país.

Esto requiere de una reestructuración medular de dicha autoridad, la cual debe ser dotada de los recursos necesarios. Al mismo tiempo, la ATP debe definir y administrar su relación diaria con el Fondo Mixto de Promoción Turística, donde se unifiquen criterios para que el producto que se desarrolle vaya acorde con lo que se promueve. Es imperativo que ambas organizaciones trabajen en armonía y con metas comunes.

Por otra parte, a mediano plazo, se debe aprovechar al máximo el Aeropuerto Internacional de Tocumen para promover a Panamá como destino entre los más de 10 millones de pasajeros que transitan en este recinto aéreo anualmente.

Desde Agenda País, proponemos el desarrollo de áreas de experiencia que permitan al viajero experimentar Panamá dentro de nuestro principal aeropuerto internacional. Áreas de experiencia diseñadas por especialistas, donde el viajero en tránsito pueda vivir la selva darienita o las islas bocatoreñas. Todo esto, con el propósito de que, en su próxima decisión de viaje, Panamá ocupe los primeros números en sus listas de opciones.

De igual forma se debe incentivar la creación o el desarrollo de nuevos productos y atractivos que complementen la oferta turística nacional. Desde la óptica de la Cámara de Comercio, Industrias y Agricultura de Panamá, esto se puede lograr presentando unas reglas claras para la empresa privada – ‘same level playing field'. Así como desarrollar un programa de préstamos e incentivos dirigido a estimular el desarrollo de áreas y actividades específicas; al igual que, infraestructura y producto.

En fin, estas son algunas de las propuestas que consideramos a corto y mediano plazo pueden encender el motor, con miras a que esta industria se presente como opción a largo plazo para la economía panameña. Es hora de ponernos los pantalones largos, dotar de recursos, visión e idoneidad al turismo y posicionarnos como un destino permanente y no transitorio para los mercados emisores de turismo vacacional, de incentivos; así como, congresos y convenciones, por mencionar algunos.

Fuente: La Estrella de Panamá

Volver al boletín

XXVII Exposición Viajes y Turismo AVAVIT 2019

NUEVO!!!!

 

Volver