El Festival Internacional de Cine de Panamá (IFF) es un impulso tremendo para la industria cinematográfica nacional y un puente de contacto con la producción de la región, aseguró la presidenta del evento, Pituka Ortega.

En declaraciones a Prensa Latina, dijo que en esta cita el cineasta panameño tiene la posibilidad de estrenar a nivel mundial una película de factura local, que también cuenta con el visto bueno de importantes medios de prensa internacionales.

Una posibilidad que, a juicio de la realizadora, no tienen sus colegas en otros festivales, por ello este ha sido importantísimo para la cinematografía nacional, además de darle acceso a los cineastas locales al cine mundial y al que se hace en la región centroamericana y caribeña.

Al referirse a las características del IFF resaltó el reto que constituye encontrar películas que encajen en la programación, porque 'el cine del Festival es especial, tiene un lenguaje, narrativa y tempo diferente al que estamos acostumbrados a ver en las salas comerciales'.

Por ello, desde mayo, cuando asistimos al Festival de Cannes, comenzamos a ver cintas para determinar cuál puede funcionar en nuestro certamen al año siguiente, precisó Ortega, quien recordó que con el tiempo, muchas de ellas empiezan el recorrido de la distribución y por tanto, cuando llega el momento de la exhibición en el IFF, ya no las tenemos.

Al ser indagada por los requisitos que debe reunir un largometraje que aspire a participar en esta fiesta del séptimo arte, respondió: 'Para nosotros es muy importante el valor artístico del filme, su historia, la región de procedencia y cómo cuenta esa historia el cineasta'.

La también productora y guionista coincidió en el hecho de que este festival contribuye a resalta la autenticidad y los valores del cine latinoamericano.

En la gala de clausura de anoche se alzaron con el premio del público el documental Tierra adentro, de Mauro Colombo; la película cubano-canadiense Un traductor, de Sebastián y Rodrigo Barriuso; y la brasileña Benzinho (Loveling), de Gustavo Pizzi.

Mientras, el primer lugar de Primera Mirada fue para el filme Panquiaco, de la directora panameña Ana Elena Tejera, y el segundo para Por eso vengo al río, del dominicano Fernando Blanco.

Fuente: PanamáÓn

Volver al boletín

XXVII Exposición Viajes y Turismo AVAVIT 2019

NUEVO!!!!

 

Volver