Representantes de gremios relacionados con el turismo urgieron en Panamá esfuerzos organizativos y de promoción internacional para devolverle la dinámica de otros años a la actividad.

El presidente de la Asociación Panameña de Hoteles (Apatel), Armando Rodríguez, aseguró que según estudios el sector ha dejado de percibir más de 1.200 millones de dólares y que se han perdido más de 30.000 empleos, como consecuencia de la caída en un tres por ciento anual en la llegada de visitantes registrada desde 2015 en Panamá.

Destacó las cifras en conferencia de prensa en la capital panameña en la que expresaron también su preocupación sobre el futuro del sector los representantes de la Asociación de Restaurantes y Afines de Panamá (ARAP), de la Asociación Panameña de Centros Comerciales (Apacecom) y de la Asociación Panameña de Operadores Turísticos (Apotur).

Rodríguez aseguró que es mucho lo que puede hacer para hacer que Panamá sea una potencia como destino, y puso como ejemplo de lo que se puede lograr que en países vecinos como Costa Rica y Colombia hay una ocupación hotelera de 63 por ciento y 67 por ciento, respectivamente.

Según cifras destacadas durante la conferencia, la ocupación hotelera panameña fue en 2017 de 47 por ciento, y cerró en 2018 con 42 por ciento.

El titular de la Apatel aseguró que si la situación continúa como está, va a haber el cierre no sólo de uno, sino de varios hoteles en el país. "Tiene que haber voluntad, y querer hacer las cosas en beneficio del sector", subrayó.

Ernesto Orillac, presidente de Apotur, consideró importante entender la importancia de atraer turistas como los procedentes de orígenes como Estados Unidos.

Aseguró que se deben establecer prioridades y definir cuáles son los destinos interesantes, como es el caso de Latinoamérica o Europa, viendo desde luego las oportunidades de captación de otros orígenes como China, país con el que Panamá tiene relaciones diplomáticas desde el 13 de junio de 2017.

Fuente: PanamáÓn

Volver al boletín

NUEVO!!!!

 

Volver