Jesús Pérez Schael, director de la Cámara de Turismo, lamentó la paralización del Convenio Cambiario N° 36, que no permite aprovechar las bellezas naturales de la entidad. / Foto: YULIANNYS GONZÁLEZ | @Yuliaseret

Carlos Pérez Schael, directivo de la cámara empresarial del sector, aseguró que esa norma, que había llenado de expectativa a los prestadores de servicios insulares, está en el limbo.

Dexcy Guédez

El Convenio Cambiario N° 36, dirigido a regular las operaciones en divisas efectuadas por prestadores de servicio de turismo receptivo, en base a las actividades realizadas por los visitantes internacionales, parece dormir el sueño de los justos, puesto que con todas las circunstancias que enmarcan la economía nacional, su aplicabilidad ha quedado en la teoría.

Tal apreciación la hizo Carlos Pérez Schael, director de la Cámara de Turismo de Nueva Esparta (Ctene), durante su intervención en la celebración del Día Mundial del Turismo, promovida en Margarita por esa institución privada.

Resaltó que en su momento solicitaron al Ministerio para el Turismo (Mintur) que hiciera el entrenamiento y, aunque aceptaron tal propuesta, nunca se concretó, lo que les hace advertir que el referido Convenio está suspendido. "La verdad no se qué mas ha pasado con ese convenio", condesó el directivo de la Ctene.

Recordó que el Convenio Cambiario N° 36 estableció la posibilidad de comprar divisas a extranjeros, facultando a los prestadores de servicios turísticos a retener y administrar hasta 40% del monto percibido.

Pérez Schael dijo desconocer cómo están funcionando administrativamente los hoteles con el turismo internacional receptivo, porque de acuerdo con lo establecido en esa normativa, es prácticamente imposible atender a los turistas extranjeros.

El representante del gremio empresarial turístico apuntó que la mayoría de los hoteles de categoría de la zona se encuentran en disposición de cumplirlo, pero eso ha significado prácticamente no recibir turistas internacionales.

Normativa inaplicable

Pérez Schael advirtió que el contenido de esa normativa es inaplicable en más de 80%, en vista del nivel de exigencias que establece, que no están acordes con lo que es el turismo mundial.

Citó como ejemplo que se obligue a exigir a todo el mundo el pago solo con tarjeta de crédito, cuando las bases monetarias son un sistema de pago completamente legítimo.

Rechazó que el referido convenio cambiario haya quedado en el limbo, puesto que era muy positivo la pretensión de liberar de alguna manera las operaciones turísticas internacionales, otorgándole legalidad al hecho de mantener ciertas divisas por parte de los operadores cambiarios.

Contradicción

El director de la Cámara de Turismo considera contradictorio que las normativas no se cumplan, pero que exista la ley. Explicó que el convenio no se ha podido hacer operativo, pero existe la Ley de Ilícitos Cambiarios que les afecta, y siendo respetuosos de las leyes, esa situación los inhibe de recibir turistas internacionales, porque impide operar con divisas. "Para no incumplir la ley, la solución es no manejar turismo internacional", sentenció.

Fuente: El Sol de Margarita

Volver al boletín

NUEVO!!!!

Volver