En los años 50´s del siglo XX la introducción de los aviones jet influenció la construcción de aeropuertos debido a que estos requerían mucho más longitud de pista que los aviones de pistón y mucho más espacio para la recepción, chequeo, despacho y tránsito de pasajeros dado el aumento de la capacidad de asientos; ahora, en la segunda década del siglo XXI los aeropuertos se han hecho insuficientes dada la cantidad de vuelos y de pasajeros, y en las grandes ciudades se sustituyen o complementan viejos aeropuertos con modernas instalaciones que pretenden poder manejar mejor el transporte aéreo local, regional e internacional.

El crecimiento del tráfico internacional es cada día mayor, para 2016 según las cifras de Airports Council International (ACI) se movilizaron 7.088 millones de pasajeros a través del sistema mundial de aeropuertos y para 2050 se estima que dicha cifra supere los 12.000 millones de pasajeros. Por otra parte, según la Organización Mundial del Turismo -OMT- para 1950 se contabilizaron 25 millones de llegadas de visitantes internacionales, en el año 2000 la cifra fue de 674 millones de visitantes; en 2016 las llegadas de visitantes internacionales escalaron a 1,235 millones y los pronósticos más conservadores manejan 3.000 millones de visitantes internacionales para 2050, cifra que en teoría exigiría casi el doble de aeropuertos y pistas de aterrizajes de las que actualmente tenemos.

A pesar de las impactantes proyecciones del movimiento internacional de pasajeros, es muy probable que la tecnología reduzca las necesidades de nuevos aeropuertos, aunque no de sus espacios receptivos; para 2050 seguro seguirán volando muchos de estos maravillosos aviones que hoy poseen las mas modernas líneas aéreas del mundo, me refiero a los Airbus 320 Neo, 350 y 380, Boeing 737 Max, 787-9, Embraer 195, y otros modelos más pequeños, cuyas entregas se prolongarán por unos 10 años más; pero para 2050 los nuevos aviones ya no requerirán de largas pistas porque su despegue será vertical, la tecnología desarrollada para los drones, mejorada por los fabricantes de aeronaves, permitirá utilizar motores híbridos mucho más livianos y eficientes, que consumirán alternativamente biocombustibles y electricidad emanada de sus propios generadores eólicos y solares, según sea la etapa del vuelo despegue, ascenso o aterrizaje.

Esta revolución en el diseño y fabricación de aviones comerciales disminuirá significativamente la contaminación del ambiente por gases, y permitirá que la conectividad en rangos de distancias cortas y medianas sea muchísimo más amplia debido a que tales naves no requerirán de pistas para aterrizar, sino de espacios similares a los hoy usados por los helicópteros. Por supuesto que los terminales de recepción y despacho de pasajeros seguirán manejando grandes capacidades, pero se optimizarán los espacios en función de las nuevas características de la operación, ya que la mayor demanda de espacio físico en un aeropuerto corresponde a las pistas de aterrizaje y es probable que para las últimas décadas de este siglo los nuevos aeropuertos no tengan pistas de aterrizaje sino grandes plataformas de estacionamiento de aviones con delimitación de los espacios para despegue y aterrizaje vertical.

La aviación general también estará beneficiada con los cambios tecnológicos, los jets privados del futuro podrán estar estacionados en el patio de la empresa, y la aviación deportiva y personal estará presente de forma amplia, con modelos híbridos, bien aviones anfibios y/o de despegue vertical. Surgirán muchas urbanizaciones aeronáuticas, como las ya existentes en varios estados de USA, donde los propietarios de viviendas llegan con su avión al garaje de su casa. El control del tránsito aéreo tendrá una nueva dimensión exigiendo a todos los vehículos aeronáuticos localizados fuera de aeropuertos, que reporten su posición antes de encender los motores a fin de poder incorporarlos en su mapa de control. En fin, en las próximas décadas la aviación se transformará notoriamente y cambiará la forma como se construyen los aeropuertos y nuestra forma de volar.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

https://plus.google.com/u/0/+WilliamBrachoTurismoSustentable

Volver al boletín

Certifíquese como Experto en Norwegian Cruise Line

NUEVO!!!!

 

Volver