Estoy convencido que el turismo de nichos es la respuesta a muchos de los problemas que representa el turismo convencional en los destinos a donde llega en exceso, de la misma manera que puede ser una solución para el desarrollo de nuevos destinos, destinos deprimidos o lugares que busquen repuntar sus números.

El turismo de nichos podemos dividirlo en dos grandes vertientes; primero según la actividad que proponen, como por ejemplo los observadores de aves, el turismo religioso o devocional, tours fotográficos, etc. En estos casos nos enfocamos en las asociaciones, clubes o agrupaciones que reúnan a estos individuos y es ahí donde realizamos nuestra labor de marketing.

La otra vertiente es aquella que encontramos en segmentos poblacionales por su estilo de vida, para quienes podemos desarrollar nuevos productos. Es precisamente en este aspecto sobre el cual quiero ampliar más la información y revisar algunos de esos segmentos emergentes. Veamos unos cuantos:

Dinks: acrónimo inglés para Double Income No Kids, o sea, dos sueldos o fuentes de ingresos, pero sin niños. Se trata de parejas con ingresos regulares que han decidido posponer la paternidad. Dado que se trata de parejas que escogen no tener hijos, disponen de tiempo y dinero para dedicar al tiempo libre. Se trata de un grupo con gustos refinados y que puede estar menos inclinado a ir a lugares de turismo familiar como podría ser la playa o los resorts. El turismo cultural en el más amplio sentido de la palabra (patrimonio, gastronomía, actividades físicas) son algunas de sus preferencias a la hora de planificar un viaje. Es evidente el crecimiento en el número de hoteles, resorts y cruceros solo para adultos.

Grupos de mujeres: Son mujeres apasionadas del viaje que quieren hacer de cada uno de los que emprenden una experiencia única, buscando conocer la realidad femenina de los destinos que visitan a través de mujeres que comparten con ellas su cultura, su experiencia y su día a día. Y muchas de ellas repiten. Su perfil responde a una edad media de 45 años, con un nivel socio-económico medio-alto. Se han hecho frecuentes los viajes de excompañeras del colegio o la universidad, que se han reencontrado gracias a las redes sociales y organizan viajes para verse y compartir luego de varios años con poco o ningún contacto.

Los BoBo’s: (que de “bobos” no tienen nada!) en inglés se refiere a Bohemian Bourgeoise o burgueses bohemios. Son personas con un nivel de vida acomodado que huyen de las etiquetas y gustos asociados tradicionalmente a su posición social. Sensibilidad social y ecológica, gusto por conocer culturas exóticas en su propio entorno. Una suerte de hippies modernos, pero con dinero.

Los Millennials. ¡Cuanto no hemos oído hablar de ellos! Pero, ¿a nivel turístico que representan? Son la generación del ‘ahora’. Buscan la rapidez y la inmediatez; su mundo está interconectado, es tecnológico y global. Buscan información en tiempo real, hacen comentarios, consultan en línea distintas fuentes antes de reservar o decidir, les gustan las experiencias locales y exigen wifi de acceso gratuito y de alta calidad.

Pank: otro acrónimo para Profesional Aunts, No Kids o las llamadas “tías profesionales”. Se trata de mujeres sin hijos que llevan de vacaciones a sus sobrinos, aunque se trata de un fenómeno más acusado en los Estados Unidos, se calcula que en Europa hay un 20% de mujeres en edad fértil que no tienen descendencia por lo que podría ser un nicho creciente en ese continente. También podría aplicar a las abuelas jóvenes, que se llevan a sus nietos de vacaciones, dándole a sus hijos unos días de descanso, paz y tranquilidad en el hogar, pero para este sub-nicho debiéramos encontrar otro acrónimo.

Familias monoparentales: un importante cambio sociológico de los últimos años ha sido el incremento de las familias monoparentales (un adulto con hijos) lo que ha generado la necesidad de viajar con niños. En España existen más de 1,7 millones de hogares monoparentales. Ya se han diseñado productos en los que no se exigen dos adultos, sin embargo seguimos viendo en muchas de las ofertas turísticas la frase “niños gratis viajando con sus padres” o “niños gratis con dos adultos en la misma habitación” . Pudiera resultar discriminatorio para las madres solteras o para las parejas que no pueden tomar vacaciones en la misma fecha y uno solo de los padres lleva a los hijos de vacaciones.

Y Ud., amigo lector… ¿se identifica con alguno de estos nichos?

Fuente: www.mrturismo.com

Alberto Aristeguieta

Volver al boletín

NUEVO!!!!

 

Volver