El Museo de Los Niños de Caracas, institución privada sin fines de lucro, cumplió, el pasado mes de agosto, 36 años de actividad cumpliendo con la idea de su fundadora, Alicia Pietri de Caldera, de ser complemento a la educación básica, herramienta de apoyo al trabajo que los docentes realizan en sus aulas de clases, así como manera novedosa y divertida de trasmitir y reforzar conocimientos; a la vez de haberse convertido en el primer museo para niños de América Latina. Basado en la filosofía del "prohibido no tocar", pretenden que los niños "aprenden jugando" los principios de la ciencia, la tecnología, el arte y los valores fundamentales de la sociedad. 

Los Kapui Viajeros, infantes ávidos de conocimientos, visitaron en esta ocasión, en Caracas, el Museo de los Niños. Con su innata alegría, recorrieron sus instalaciones, imbuidos, según propias manifestaciones, en una increíble aventura, divertida y llena de aprendizaje.

En su afán de informar sobre los actuales y futuros escenarios turísticos, los Kapui Viajeros se introdujeron en el mundo de la pasión y la admiración por la ciencia, con una mezcla de fantasía y conocimientos, explorando el aroma de la aventura, del descubrimiento de lo exótico y lo desconocido, de espacios inexplorados donde la sorpresa aún es posible.

Los Kapui Viajeros en el submarino del Cap. Nemo.

En la introducción, Darwin Sánchez, coordinador general del museo, y Jennifer, guía que acompañó al grupo, expresan que “El Museo presenta exhibiciones participativas realizadas con componentes mecánicos, electrónicos, seres vivos y mobiliario, con apoyo gráfico y textos, que permiten manipular, contemplar e interactuar obteniendo información, conocimientos y experiencias que refuerzan el aprendizaje, abonando un terreno donde despiertan intereses y pueden florecer proyectos, ideas y nuevas inquietudes. Las áreas del museo son: Ciencias de la Vida, Biología, Ecología, Comunicación, Arte. Física. Química, Conquista del Espacio”.

Al finalizar el fascinante recorrido, concluimos en un símil con el aporte original de Julio Verne, quien a través de la imaginación de célebres relatos de aventuras fantásticas, narradas hace siglos, en tono de verosimilitud científica, predijo, con gran precisión, multitud de logros científicos, inventos y descubrimientos posteriores a su época, plasmados, a lo largo del recorrido por las salas del Museo de los Niños, están los pasos de obras literarias como: “Viaje al centro de la Tierra”, “20 mil leguas de viaje submarino”, “De la Tierra a la Luna” y “Alrededor de la Luna”

Mediante el aporte original de Julio Verne; a través de la imaginación de célebres relatos de aventuras fantásticas, narradas hace siglos por Julio Verne, en tono de verosimilitud científica, donde predijo, con gran precisión, multitud de logros científicos, inventos y descubrimientos posteriores a su época., tras los pasos de obras literarias como: “Viaje al centro de la Tierra”, “20 mil leguas de viaje submarino”, “De la Tierra a la Luna” y “Alrededor de la Luna”, de genial Julio Verne.

Adolfo Díaz y Vicky Herrera, directores de la agencia de viajes y turismo Kapui Wan, y progenitores de los Kapui Viajeros, descansan sobre un fémur, el hueso más largo, fuerte y voluminoso del cuerpo humano, y de la mayor parte de los mamíferos.

Volver al boletín

NUEVO!!!!

 

Volver