Ya la temporada invernal ha dado su inicio en el hemisferio norte y con ella la temporada de esquí en esta parte del mundo. Una ola de frio polar, inusual en esta época del año ha traído gélidas temperaturas a varias partes de Europa. Incluso en España, donde los inviernos suelen ser relativamente suaves comparado con otros países europeos, han abierto varios resorts de esquí a principios de noviembre, un mes entero antes de la habitual fecha de apertura, la cual suele ser la primera semana de diciembre.

Pero los amantes de los deportes de invierno no tienen por qué estar sujetos a temporadas o condiciones excepcionales como la mencionada en el párrafo anterior. La famosa editorial turística Lonely Planet, ha elaborado un calendario anual con los mejores destinos para esquiar según el mes del año. A continuación, compartimos este interesante recorrido por el mundo, el cuál sería el sueño de todo esquiador, poder esquiar todo el año.

Enero: Salt Lake City, Estados Unidos.

Pocos destinos de deportes de invierno disfrutan de tanta nieve, con un promedio de 550 pulgadas de nieve (unos 14 metros) por temporada y con cuatro de los principales resorts alrededor de Salt Lake City. Un clima seco y frio dan a la nieve en este lugar unas características de excepcional calidad.

Febrero: Hokkaido, Japón.

Cada mes de febrero, las esculturas sub-cero son develadas en el Festival de la Nieve, en Sapporo. En las montañas, la naturaleza realiza sus propias esculturas, los ‘juhyo’ (monstruos de nieve), formados al quedar completamente cubiertos de nieve los arboles de las laderas. Puede esquiar entre batallones de ‘juhyos’ en el resort de Kokusai, a una hora de la ciudad de Sapporo, famosa también por su reconocida cerveza.

Marzo: Whistler, Canadá.

Whistler-Blackcomb © stockstudioX / Getty Images

Mientras el temido derretimiento primaveral invade las estaciones de Europa y América del Norte, los esquiadores de la Columbia Británica continúan alegres en las montañas. Los ocho mil acres de Whistler-Blackcomb gimen bajo 12 m de nieve cada año, por lo que, en marzo, todavía está en su mejor momento. Más de 200 pistas bien acondicionadas cruzan las dos montañas, con mil seiscientos metros de desnivel esquiable.

Abril: Obertauren, Austria.

Los viajeros de invierno que anhelan terrenos salvajes y azotados por el viento deben dirigirse a Obertauern, a 90 km al sur de Salzburgo. Desde sus alturas más vertiginosas, alrededor de 2350 m, puede observar los imponentes Alpes austriacos mientras recorre 100 km de pistas. Por cierto que Obertauern fue uno de los lugares de filmación de Help!, la película de los Beatles.

Mayo: Riksgränsen, Suecia

Escondido 200 km sobre el Círculo Ártico se encuentra la estación de esquí más al norte de Suecia, Riksgränsen. Los extensos senderos fuera de pista, serpenteando entre nevadas y bosques nevados, compensan con creces los 400 de desnivel de sus pistas. Combínelo con una caminata en raquetas de nieve por el lago Vassijaure o al mando de una flota de perros de trineo. A finales de mayo, cuando el sol apenas toca el horizonte, necesitará una fuerza de voluntad de acero para colgar sus esquís y dormir.

Junio: Cardrona, Nueva Zelanda.

Cardrona, cuya temporada de invierno comienza a mediados de junio, está ubicada en los Alpes del Sur. La mitad de su superficie de 345 hectáreas se adapta a niveles principiantes e intermedios. Cuenta las mayores instalaciones de medio tubo y parques del hemisferio sur lo cual lo convierte en destino perfecto para los amantes del snowboard.

Julio: Las Leñas, Argentina.

Las Leñas © Christian Aslund / Getty Images

La estación de esquí Premium Las Leñas brilla desde el lado argentino de los Andes. Sus pendientes aumentan de 2200 a 3400 m, por lo que debe comenzar lentamente para evitar el mal de altura. No hay una forma más agradable de adaptarse que en un lujoso hotel spa (el Hotel Virgo es el más elegante). Lo mejor de todo es que está en la región vinícola de Mendoza, famosa por el Malbec.

Agosto: Perisher Valley, Australia

Nueva Gales del Sur es el hogar de una pequeña pero resistente comunidad de esquiadores que realizan una peregrinación anual a Perisher, la estación de esquí más grande del hemisferio sur. Un valle tallado entre las Montañas Nevadas de Australia, la altura de Perisher (y más de 200 máquinas de fabricación de nieve) aseguran que sus pistas estén cada mes de agosto.

Septiembre: Corralco, Chile

Comparado con los centros de esquí más concurridos cerca de Santiago, este acogedor complejo en la ladera sur a 2865m de altura es maravillosamente discreto. Después de una tormentosa primera mitad de la temporada de esquí, agosto y septiembre en Corralco tienen cielos más azules y menos multitudes. Sus 1800 hectáreas de terreno nevado son excelentes para los esquiadores principiantes o intermedios. A solo 10 km al suroeste de la localidad, las aguas termales en Malalcahuello aliviarán cualquier magulladura.

Octubre: Whakapapa, Nueva Zelanda

¿Le gustaría hacer snowboard en un volcán activo? Por supuesto que sí. Extendida en la ladera noroeste del Mt Ruapehu, Whakapapa es excelente para principiantes e intermedios. Hay un área enorme dedicada a los principiantes llamada Happy Valley, así como 24 pistas empinadas, profesionales de esquí. Forma la zona de esquí más grande de Nueva Zelanda, junto con la estación hermana de Turoa, la cual cuenta con el telesilla más alta del país.

Noviembre: Ruka, Finlandia

Las estaciones del hemisferio sur cierran sus pistas, los del norte esperan ansiosamente las nevadas: noviembre es el mes más cruel para los esquiadores. Afortunadamente, en el extremo norte de Ruka, en el este de Finlandia, tiene 200 días de nieve al año, además de máquinas para hacer nieve para mantener las colinas blancas. Lo más emocionante son los 500 km de pistas de esquí de fondo y motos de nieve de Ruka, que se extienden entre bosques y lagos congelados. Los viernes las pistas son iluminadas para esquí nocturno, y con algo de suerte podrás esquiar bajo el verdoso resplandor de la aurora boreal.

Diciembre: Val Thorens, Francia

Méribel, © Jacques Pierre / Getty Images

Val Thorens, el pueblo de esquí más alto de Europa. Ubicado a 2300 m en los Alpes franceses, este resort de deportes de invierno especialmente diseñado accede a la zona de esquí más grande del planeta, Les Trois Vallées (Los Tres Valles) conformado por Val Thores, Maribel y Courchevel. Cuenta con más de 600 km de pistas, más de 300 senderos de travesía y pintorescos pueblos como Méribel y Le Praz donde disfrutar de un chocolate caliente.

Y a Ud. amigo lector, ¿En qué mes del año le gustaría esquiar?

Alberto Aristeguieta

Volver al boletín

NUEVO!!!!

 

Volver