Ha sido restaurado en cuatro ocasiones en los últimos cinco años

Los Próceres es uno de los monumentos más significativos y conocido de la ciudad capital. Se ubica entre las parroquias San Pedro y El Valle, del municipio Libertador y además es la puerta de entrada de Fuerte Tiuna y de las la Academias Militares del Ejército y de la Guardia Nacional Bolivariana.

El paseo empieza con el monumento a Los Precursores y termina con el monumento a Los Próceres. En el primero se observa un hombre a caballo delante de un obelisco, y el último está compuesto por cuatro piezas inmensas de mármol: dos de ellas en mármol blanco con bajos relieves que muestran las cuatro batallas más importantes de la independencia y en el mármol negro se ubican 10 estatuas de algunos de los próceres más destacados de la historia de la libertad.

Es una obra de 1956 y ejecutada durante el gobierno del Presidente Marcos Pérez Jiménez. En esa época se conoció como el Sistema de Nacionalidad en honor a las luchas independentistas de Colombia, Bolivia, Ecuador, Perú y Venezuela. Hay tres murales que reflejan los momentos muy significativos en la historia de Venezuela: La conquista, la colonia y la independencia.

En el monumento a Los Próceres, se pueden observar unos bajos relieves alusivos a la batalla de Boyacá, a la de Pichincha, a la de Carabobo y a la de Ayacucho, obra de César Rengifo. Durante las tardes en el paseo se concentran un gran número de personas ejercitándose y paseando a sus mascotas. "Hay muchos motivos para visitarlo.Alrededor del espacio entre los dos monumentos, hay un canal de circulación exclusivo para montar en bicicleta o correr, un espacio bajo los árboles con máquinas para hacer ejercicios y un parque infantil" afirmó una de las vecinas que frecuenta el parque.

En los últimos cinco años en cuatro ocasiones han realizados trabajos de restauración. Actualmente el Instituto de Patrimonio Cultural (IPC) y la alcaldía de Caracas, vienen realizando trabajos en el paseo Los Próceres, para preservar su forma, sin cambiar el patrón original, según aseguraron. "Los espacios han sido recuperados y mejorados, está alumbrado y se puede ir en la noche, antes era una boca de lobo", señaló Irma Rodríguez, residente de Santa Mónica.

Sin embargo, destacó que las fuentes del paseo no están operativas por los arreglos que se realizan por lo que solicita que se agilicen las obras, porque es uno de los mayores atractivos de este sitio.

Fuente: El Universal

Volver al boletín

WTM Latin America 2019

NUEVO!!!!

 

Volver