Los empleados de la estatal naviera protestaron en el terminal de Punta de Piedras en Margarita. Exigen el cumplimento de los pagos laborales pendientes y barcos para trabajar. 

Trabajadores de la naviera estatal Conferry protestaron en el terminal de ferrys en Punta de Piedras, isla de Margarita.

Mairim Jasper, una de las trabajadoras, dijo que exigen el cumplimento de los pagos laborales pendientes y barcos para trabajar. "La administración del almirante Edglis Herrera Balza ha dejado acumular una cantidad de pasivos laborales, y no entendemos por qué, pues Conferry cobra a los pasajeros extranjeros 50 mil bolívares soberanos ida y vuelta. Desde diciembre han viajado más de 30 mil pasajeros criollos y al menos doce mil vehículos han sido trasladados, eso es plata, por qué entonces no nos pagan", se preguntan los afectados.

Rechazan que el Gobierno haya dejado perder tantos barcos porque eso disminuye la capacidad de la empresa como fuente de trabajo, por lo que exigen una política de rescate de la naviera.

Asimismo, dan cuenta que al igual que los trabajadores de otros sectores sus contratos colectivos están vencidos.

"De esta gerencia solo se reciben maltratos. Los salarios los paga el Estado por medio de la Onapre sin las bonificaciones de ley ni primas. Nosotros nos preguntamos a dónde va el dinero que recauda entonces por cuenta de los pasajes", dijo otro de los trabajadores.

Afectación al turismo

La falta de barcos de Conferry ha afectado tanto a los trabajadores como a la entidad en general, pues su oferta de traslado no aporta de manera estable al turismo receptivo.

En septiembre pasado la empresa debió suspender sus servicios por la salida de operatividad del barco “Virgen del Valle”, único que se encontraba navegando en ese momento.

En noviembre el ministro del Poder Popular para el Transporte, Hipólito Abreu, anunció el restablecimiento de operaciones del referido ferry, pero igual sigue siendo la única nave disponible y su capacidad, 950 personas y 200 carros, es insuficiente para cubrir la demanda posible.

Los sectores empresariales turísticos han insistido en la necesidad de trabajar en el tema marítimo entre tierra firme y la isla de Margarita, ya que también la conexión aérea ha disminuido considerablemente y la infraestructura hotelera y de servicios de la entidad está desaprovechándose porque no hay posibilidad de trasladar a la cantidad de turistas que podrían ocuparla.

El abastecimiento de productos e insumos hacia Margarita también ha sido una consecuencia de las irregularidades con las que ha trabajado la naviera desde su estatización en el 2011. Los camiones de carga pasan hasta 15 días entre ingresar a la isla y salir, lo cual no hace atractivo el transporte y eleva los costos de los insumos.

Fuente: eluniversal.com

Volver al boletín

XXVII Exposición Viajes y Turismo AVAVIT 2019

NUEVO!!!!

 

Volver