En artículos pasados he comentado la necesidad de mejorar el transporte aéreo y la conectividad entre las diferentes regiones de Venezuela, ahora quiero enfocarme en como afecta la ausencia o deficiente conectividad aérea en el desarrollo del turismo en nuestro país.

Venezuela tiene un excelente potencial para el desarrollo del turismo interno e internacional receptivo, ambas modalidades requieren de la existencia de condiciones favorables tales como organización y puesta en valor de los recursos naturales y artificiales, seguridad, higiene, calidad de servicio e infraestructura.

El turismo interno necesita facilidades aeroportuarias acordes y posibilidades de acceso a los destinos que se desean promocionar, así como conectividad entre los diferentes aeropuertos venezolanos que permitan una fácil y alternativa movilización dentro del país. El turismo no puede depender únicamente de Maiquetía para que se pueda llegar a las principales ciudades venezolanas, actualmente el 90% de las rutas a las capitales de estado pasan por este aeropuerto.

Un ejemplo típico de la necesidad de ausencia de conectividad la tenemos en la región Guayana, ya que casi todos los vuelos que a ella arriban van desde Maiquetía hasta Puerto Ordaz, Ciudad Bolívar o Puerto Ayacucho, no existiendo vuelos regulares para continuar hacia los diferentes e interesantes destinos turísticos que se encuentran en los estados Bolívar y Amazonas, tales como Canaima, Kamaratá, Kavanayén, Uonkén, Icabarú, Santa Elena del Uairén, Caicara del Orinoco, San Juan de Manapiare, San Fernando de Atabapo y San Carlos de Rio Negro. El Delta del Orinoco no es fácil de promover porque no existen vuelos desde las principales ciudades de Venezuela hacia Tucupita, capital del estado Delta Amacuro. La isla de Margarita necesita contar con vuelos directos desde la mayoría de los aeropuertos del país de manera continua; igualmente los andes venezolanos, los estados Anzoátegui, Sucre, Lara y Falcón, entre otros.

La mejor forma de potenciar la demanda de turismo interno, una vez que regrese la normalidad política, económica y social en el país, es a través del lanzamiento de la nueva o renovada oferta turística, con facilidades de crédito y a través de una importante red de transporte aéreo que garantice al máximo la conectividad, esto sin desprecio del aporte que en esta materia puedan hacer el transporte terrestre y eventualmente el marítimo.

Por otra parte, el turismo internacional receptivo también podrá beneficiarse de las mejoras en la conectividad arriba comentadas, en especial si se promueven más rutas internacionales que conecten los principales aeropuertos internacionales venezolanos, distintos a Maiquetía, con los tradicionales y potenciales países emisores de turismo hacia nuestro país; en especial se debe mejorar la conectividad con el Caribe, Suramérica, Norteamérica y Europa, recuperando o desarrollando nuevas rutas aéreas que nutran las diferentes regiones turísticas del país.

Para materializar una idea como la aquí presentada, será necesario una reingeniería del transporte aéreo en Venezuela, rescatando algunas propuestas como la del “Sistema Nacional de Transporte Aéreo” (MTC, 1983), y definiendo nuevas iniciativas siguiendo las tendencias de otros países con experiencias positivas en este sentido.

Recientemente Argentina, Chile y Perú reportaron un importante incremento del turismo debido fundamentalmente al aumento de la oferta de vuelos internos e internacionales los cuales han mejorado significativamente la conectividad en dichos países. En el cono sur se ha venido aplicando con éxito una política de liberalización del transporte aéreo, abriendo las puertas a la inversión extranjera.

El incremento de la actividad turística sostenible en Venezuela generará inversión y empleo, ayudando de este modo a desarrollar nuevos destinos turísticos y a combatir la pobreza económica que reina en nuestros pueblos.

Le dejo un mapa con un ejemplo de lo que podría ser la conectividad aérea en las regiones turísticas venezolanas. El crédito del mapa encontrado en Google es para la “Taguarita del Sabor”, negocio que aparece auspiciando el mismo.

Willian J. Bracho, MSc.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.; Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

https://plus.google.com/u/0/+WilliamBrachoTurismoSustentable/

Volver al boletín

XXVII Exposición Viajes y Turismo AVAVIT 2019

NUEVO!!!!

 

Volver