Son dos atolones en formación constituidos por islas, isletas, cayos y arrecifes, conocidos con los nombres de Aves de Sotavento y Aves de Barlovento. Se ubican a 160 kilómetros al norte del Estado Aragua. El geógrafo Pablo Vila señala que “Las Aves son dos arcos deformes tendientes a cerrarse. Cada uno se halla constituido por numerosos cayos madrepóricos, unidos unos y otros sueltos todavía. Los dos arcos se abren hacia occidente y al socaire de los mismos, van formándose los arrecifes madrepóricos aislados”. Estos columbretes están integrados por tierras rasas, visibles apenas desde el mar. Las Aves de Sotavento dibujan un perímetro de unos 35 kilómetros; las de Barlovento, 40 kilómetros.

Cinco islas forman las Aves de Sotavento, tres las de Barlovento. A estas se añaden islotes, cayos y arrecifes. Ambos adoptan forma de herradura con la concavidad hacia el Oeste, típica de formaciones de coral de los trópicos, donde los vientos alisios soplan con dirección predominante Este o Norte.

La isla mayor de Las Aves de Barlovento se encuentra al Sur; en realidad se trata de dos isletas separadas la una de la otra por un estrecho canal; al norte se ubica el Cayo Bubí y al Noroeste el escollo o Cayo de las Bobas; hacia el Occidente de ésta surge la Isla del Tesoro, de forma triangular cubierta de espesos manglares. Al oriente se halla un arrecife coralino y semi-circular sometido a fuerte resaca; en la concavidad se extiende una enorme laguna de escasa profundidad. Las Aves de Sotavento constan de 5 islas y 3 isletas. El arrecife vivo tiene forma de media luna; en su concavidad se extiende un lago poco profundo en cuyos extremos se encuentran los islotes. La ínsula mayor, Isla de Sotavento, y en línea recta se ubican Cayo Sterna, Isla Maceta, Cayo Tirra, Isla Larga, Islas Saqui Saqui, en la cual se encuentra instalado un faro, y Cayo de la Colonia.

Las islas deben su nombre al hecho de anidaren ellas innumerables gaviotas y bobas. Las aves de este archipiélago fueron estudiadas por los científicos Hermanos Ginés y Gerardo Yépez quienes identificaron 46 especies de ellas y las agruparon en 3 categorías.

En épocas pasadas, Las Aves fueron más famosas por los peligros que ofrecían para la navegación que por la productividad de las mismas. Las violentas ráfagas de aire, acompañadas a veces de aguaceros de corta duración, exponían a los veleros a chocar con algún banco de coral. Estos buques, incapaces de maniobrar con rapidez, se estrellaban contra los arrecifes; a esto había que aunar que ninguna de las islas del archipiélago tenían faro. Muy conocido fue el naufragio de 15 barcos de la flota francesa que, en 1678, intentaba la toma y destrucción de Curazao.

Volver al boletín

XXVII Exposición Viajes y Turismo AVAVIT 2019

NUEVO!!!!

 

Volver