Imagen: .radiomundial.com.ve

Conjunto de islotes rocosos de color negro verdoso, situados en la parte noroccidental extrema del Golfo de Venezuela, a unos 35 Kms. Del Cabo de Chivacoa en la península de la Guajira y a 80 kms de Punta Macolla en Paraguaná. Son 9 pequeñas islas diseminadas a varias distancias unas de otras formando 3 grupos definidos: Monjes del Norte (6 islas), Monjes del Sur (2 islas) y Monje del Este (1 isla).

La flora es muy pobre, la mayoría de las especies de plantas terrestres se caracterizan por ser anuales, cumplen su ciclo de vida en tiempo relativamente corto; durante la época de escasas lluvias y resto del año permanecen en forma de semillas, esperando el reinicio de condiciones favorables. La vida orgánica está representada por gran número de aves marinas cuyos excrementos han fosfatizado las islas, que se encuentran cubiertas por una capa superficial blanquecina. Según Pablo Vila, el archipiélago debe su nombre “al albo color de los peñascos que surgen de la azulada superficie marina, generalmente bajo un cielo límpido y un sol brillante. Paisaje rutilante, que no deja ver aquellos escollos sino es muy cerca, debido a su poca altitud; lo que hace la navegación peligrosa en la cercanía de los mismos”.

La isla mayor, Monje Grande de los Monjes del Sur, en su porción central se proyecta en forma de arco alargado para formar una especie de herradura asimétrica, protegida contra viento y oleaje; en 1973 se descubrieron 6 cuevas. El Monje del Este también se le conoce como “El Águila de Los Monjes” por su parecido a un ave con sus alas extendidas; presenta 5 cuevas. La Gruta Josefa Camejo tiene considerables dimensiones para una gruta marina, la mayor conocida en Venezuela, su entrada es grandiosa y visible desde todos los alrededores, la dividen en Salón de Entrada de forma ovoidea, Galería Intermedia en forma de huso de eje mayor, y el Túnel Final, estrecha galería cuya bóveda se hunde en las aguas a cada batida de las olas.

Estos islotes pasaron inadvertidos para cartógrafos y geógrafos de épocas pasadas; sin embargo, siempre han estado incluidos en la geografía venezolana. Factores climáticos y falta de elementales recursos, a excepción de la pesca, determinan que los islotes estén deshabitados y sólo sean refugio ocasional de pescadores nacionales y del resto de las Antillas, por pertenecer a la zona pesquera del Golfo de Venezuela; sus alrededores son ricos en especies como el carite, mero, pargo, lisas, sardinas, cazón, jurel y muchas variedades.

El archipiélago de Los Monjes debe su importancia al hecho de ser llave de entrada y salida del Golfo de Venezuela; su valor estratégico es de vital importancia para la República.

Volver al boletín

XXVII Exposición Viajes y Turismo AVAVIT 2019

NUEVO!!!!

 

Volver