Balcón de la sala donde se reunió el Cabildo de Caracas el 19 de abril de 1810

El año 1808, Napoleón expande su fuerza hasta España, logra la sumisión del rey Carlos IV quien abdica en favor de su hijo, el futuro Fernando VII. En el Pacto de Bayona, José Bonaparte es proclamado rey de España. El pueblo español, acéfalo, lucha contra el invasor, constituye la Junta Suprema Conservadora de los Derechos de Fernando VII; recibe ayuda del ejército inglés que desembarca en Portugal y penetra a España para apoyar la insurrección.

La situación se refleja en el imperio; los países, huérfanos y desamparados, no saben a quién obedecer. Es el momento en que los criollos, pensando en formas de autonomías, creen haber llegado el momento favorable. De hecho, en ese momento, en Caracas no hay dependencia directa entre Venezuela y España, sino en la persona del Capitán General, que no se sabe a quién representa, si a la Junta creada en España o al rey José. Es así como los criollos piensan crear, en Caracas, una junta similar a la creada en España y asumen la autonomía, invocando la conservación de los derechos de Fernando VII. El Capitán General y Gobernador acepta la idea, pero luego la rechaza y detiene a los promotores. La tentativa se aplaca, pero de hecho Venezuela rompe su dependencia, ya que no sabe de quien depende.

Finalmente, el 19 de abril de 1810, “se logra realizar el deseo que fermentaba en el fondo de la situación venezolana dentro del imperio español”. Ese día, aprovechando la ceremonia del Jueves Santo, los que representaban a la clase dirigente en el cabildo, el núcleo más ilustrado de Caracas, dan el paso definitivo, y deponen al Gobernador Capitán General Don Vicente Emparan, acusado de afrancesado, inclinado al rey José y a los pactos de Bayona. Se constituye la junta de gobierno de Caracas, imitación de la junta central española y de las provincias, dentro de la cual se movían dos claras intenciones: el deseo de independencia absoluta; y la segunda tendencia, integrada por jóvenes de las principales familias que se proponían hacer una revolución política, crear un estado democrático y republicano, ensayo como el de los Estados Unidos y el iniciado por la Revolución Francesa. Esto crea una contradicción importante que estará en el fondo de las pugnas y problemas surgidos en ese primer momento que aparecen en documentos de la época.

Volver al boletín

NUEVO!!!!

 

Volver