Después del inglés, el francés es la segunda lengua más estudiada del mundo

Aprender otras lenguas distintas a la materna tiene muchos beneficios, entre ellos está el desarrollo de la agilidad mental, el mejoramiento de las habilidades de escucha, perfeccionamiento de la capacidad de concentración y el aumento de la destreza cognitiva. Además permite conocer otras culturas y tener nuevas oportunidades de crecimiento personal y laboral.

El interés en aprender francés, se ha ido incrementando durante los últimos años en numerosos lugares del mundo, las estadísticas revelan que el galo se ha transformado en la cuarta lengua más hablada del mundo y actualmente después del inglés se ha convertido en el segundo idioma más estudiado.

Hablarlo da una ventaja para lograr estudios en Francia, sin embargo, la práctica no es siempre un requisito para ingresar a la educación superior. Para Liza Almeira egresada de la Alianza Francesa, estudiar francés le permitió la comunicación con muchísimos países donde no es ese el idioma nativo. “Es importante tener conocimientos para así tener un mejor desenvolvimiento” confesó.

Guillermo Graterol quien también fue alumno de esa institución, explicó que aprender francés es rentable ya que se invierte en el futuro, además de hacer que las personas sean más versátiles y se adapten a diferentes entornos. Por su parte Michelle León ex alumna de la Alianza expresó que el francés es muy hablado a nivel mundial, “te beneficia y te da la facilidad de comunicarte, conocer y experimentar con personas nativas o no oriundas de un país”.

Adquirir otro idioma dejó de ser un lujo y se transformó en una necesidad y en un instrumento que beneficia al estudiante a ampliarse académicamente y lograr sus objetivos, todo esto mientras los alumnos se divierten y conocen nuevas culturas.

“Decidí estudiar francés porque desde que era pequeña, siempre me ha gustado aprender y conocer la cultura de un país y sus costumbres. Por esa razón es que ingresé a la Escuela de Idiomas Modernos de la Universidad Central de Venezuela, ya que, me di cuenta que no tiene sentido viajar a un país extranjero y que se te dificulte comunicarte y expresarte” explicó León.

En cambio Graterol, manifestó que escogió esta lengua principalmente por hobbie, “quería un tercer idioma y me pareció que el francés era el indicado”. Mientras que Almeira entró en un instituto en su ciudad natal, Maturín, y veía clases individuales.

“Me enamoré del habla, además el profesor era nativo de Francia y me enseñó muchas cosas de su país. Luego me vine a Caracas y en cuanto pude me inscribí en la Alianza, lo cual ha sido una gran experiencia porque no solo he aprendido el francés sino de su cultura también” señaló Almeira.

La Alianza Francesa es la red más grande de difusión del idioma francés y de las costumbres francesas en todo el mundo. Tiene como misión la enseñanza del idioma, el acceso a la sociedad y el progreso de la participación y del diálogo entre naciones.

“La organización te dispone de muchos horarios en las que puedas asistir con facilidad y sin problema. También, te ofrece mini cursos de gramática, de fonética, de lectura, y de conversación. Además, dispone de muchos eventos y otorga un certificado de agradecimiento por culminar el curso y por ser parte de ellos” agregó León.

En cambio Liza Almeira y Guillermo Graterol comparten el mismo pensamiento de que La Alianza Francesa es una institución que propone diversidad de actividades extra aulas y permite que los estudiantes mantengan constante contacto con el frances y la cultura francesa.

Para conocer más detalles sobre las actividades culturales y académicas de la institución, puede ingresar a la página oficial de la Alianza Francesa http://caracas.afvenezuela.org/.También pueden seguirlos a través de sus cuentas en Instagram @afvenezuela, Twitter @afvenezuela y Facebook Alianza Francesa Venezuela

Volver al boletín

NUEVO!!!!

 

Volver