Al menos esto pudiera aplicar en la verde Galicia, comunidad autónoma de España, la cual goza de un clima relativamente fresco en verano. 

A partir del mes de mayo se nota un crecimiento constante de peregrinos que realizan El Camino de Santiago, quizá la peregrinación más importante del Cristianismo, sobre la cual hablaré en un próximo articulo. Este flujo de visitantes empieza a decrecer en septiembre, y aunque hay peregrinos durante todo el año, la temporada que va desde finales de primavera hasta principios de otoños se lleva casi las ¾ partes de los mas de 700.000 peregrinos que en promedio hacen El Camino.

Sin duda Santiago de Compostela, asi como otras ciudades importantes, reciben gran cantidad de visitantes, pero si nos vamos a términos porcentuales, hay poblaciones como O Grove, cuyas playas y cálidas temperaturas, atraen a más de 5,600 visitante.

A simple vista el número no parece gran cosa, pero cuando caemos en cuenta que ello representa más del 50% de la población habitual del lugar entendemos lo que significa tal cantidad de gente en un lugar tan pequeño.

Generalmente vemos el turismo en números absolutos y no en números porcentuales. Es de esta manera que podemos medir el verdadero impacto que tiene en una ciudad, zona o región.

Las autoridades turísticas de Galicia están muy conscientes de ellos.El año pasado el turismo supuso para Galicia un 10,4% de su PIB, generando más de 109.000 puestos de trabajo. La distribución de recursos de manera proporcional implicó que en el municipio de Sanxenxo, donde se encuentra la playa de O Grove, se invirtieran €685.000.

Esta es sin duda una sana manera de administrar los recursos focalizado donde más se necesita, y apoyándose en datos estadísticos. Sin duda ejemplo a ser imitado.

Alberto Aristeguieta

Volver al boletín

NUEVO!!!!

 

Volver