A la hora de reservar un crucero tenga en mente que la ruta no es lo único que cuenta, ya que hay varias otras cosas que pueden hacer de esta experiencia una inolvidable o una digna de olvidar. Para evitar situaciones es importante que tome en cuenta la personalidad y los gustos suyos, así como la de todos los que viajarán con usted. A continuación una guía que le ayudará a tomar una decisión más acertada.

Si tiende a marearse

- Reserve un camarote en los pisos bajos hacia el centro, ya que es la parte más estable del barco. Sepa que los camarotes interiores no tienen ventana, los que tienen vista es a través de una claraboya o ventana y los de balcón cuentan con un espacio al aire libre donde podrá salir a disfrutar de la vista y tomar aire fresco.

Cuál será el propósito del camarote

- Si su intención es utilizar el camarote solo para dormir, pues no vale la pena que invierta en uno más amplio. Si su intención es entretenerse, pedir comidas al cuarto, pasar tiempo leyendo y descansando en su cama, le conviene evaluar la alternativa de reservar un camarote con más espacio, una suite, ó penthouse.

Si fuma

- Busque información sobre la política para fumadores de la línea de cruceros donde le interesa viajar, pues hay unas más tolerantes que otras. La mayoría ya no permite fumar en los balcones de los camarotes y tienen pocas áreas designadas para aquellos que todavía disfrutan de un cigarrillo.

Todo incluido, no es todo

- Aunque todas las comidas en los comedores principales están incluídas en la tarifa del crucero sepa que las bebidas alcohólicas, el agua embotellada, los refrescos y el costo de los restaurantes alternos no están incluidos. Para obtener un buen precio en bebidas alcohólicas y no alcohólicas es recomendable comprar los paquetes de bebidas alcohólicas, vinos, cervezas, refrescos y botellas de agua que venden antes de abordar o durante el primer día en la recepción. Mientras que los restaurantes alternos tienen una tarifa adicional estipulada en el paquete de información que recibirá en el crucero. (Por ejemplo, Norwegian Cruise Line dispone de 19 restaurantes a elegir, pagando una tarifa mínima)

Qué significa el dress code

- Para muchos la vestimenta es un punto importante al momento de irse de vacaciones. Por lo tanto, pregunte cual es la indumentaria sugerida, sobre todo a la hora de cenar en el comedor principal, para evitar malos ratos y caras largas. He aquí una guía de lo que podrían significar algunos de los términos:

- Formal: Etiqueta o traje oscuro para los caballeros, traje largo o corto formal para las damas

- Semi Formal: Traje para los caballeros, traje o “pantsuit” de coctel para las damas

- Elegante: Chaqueta sport y pantalones tipo “dockers” para los caballeros y traje o “pantsuit” para las damas.

- Casual: Camisa de cuello y botones para los caballeros y traje, falda, capris o pantalones para las damas.

La mayoría de los cruceros no permiten en sus comedores principales durante la cena a nadie con chancletas de playas, gorras, trajes de baño, pantalones cortos, camisetas ó franelas rotas.

A quien le doy propina y cuando

- Aunque muchas líneas de crucero anuncian propina incluida, entre los cruceristas existe la costumbre de dar propinas extra la última noche. Pero cuanto y a quien es la pregunta de los cruceristas novatos. Pues sepa que los más importantes son los meseros del comedor, sobre todo si cenó todas las noches allí y si recibió atención de primera. Se sugiere dividir $5 por persona por noche entre el mesero principal, quien se llevará 2/3 partes, y el asistente, quien recibirá el resto. Si sus hijos asistieron al “Kid’s Club” la propina sugerida es de $ 15 por niño. Mientras que la propina para el personal del camarote es de $ 5 por noche, para el de servicio en el camarote de $ 2 por orden, para los “bartenders” de $ 1 por drink o $ 5 a la semana y para el que le abre y le sirve el vino en la cena de $ 10 a la semana, si lo único que hizo fue abrir la botella, o de $ 10 por botella si va más allá. En el “spa” lo usual es dejar una propina entre el 10 % y el 15 % del costo del servicio.

Lleve cash

- El todo incluido es una falacia y obtener efectivo en las ATM’s del crucero le tomará tiempo y le costará. Esté consciente que las excursiones en tierra conllevan un costo extra, así como muchas de las actividades dentro del crucero, incluyendo las clases de yoga, pilates y “spinning”. Los servicios y tratamientos del “spa” y peluquería también tienen un costo adicional, así como las fotos y el acceso a Internet.

Reserve con tiempo

- Aunque a última hora se consiguen ofertas muy tentadoras, reservar con tiempo tiene sus ventajas. Una de estas es poder elegir dónde y qué tipo de camarote desea. Recuerde que el inventario de camarotes es limitado y conseguir camarotes contiguos, o con balcón podría ser complicado si reserva muy tarde. Al hacer su reserva con tiempo también podrá escoger la opción de horario flexible en el comedor principal para la cena, lo que le permitirá reservar su mesa para la hora que desee y no la que le asignen. En Norwegian Cruise Line con su Freestyle Cruising no existen turnos pre-establecidos, usted puede elegir cenar, cuando, con quien y donde quiera.

Siga instrucciones

- Los barcos son cada día más precisos con sus reglas de comportamiento y de seguridad. Estúdielas y asegúrese que todos en su grupo hagan lo mismo para poderlas seguir. Los oficiales del barco se reservan el derecho de expulsar del crucero a cualquier huésped que ignore las pautas establecidas y de facturarle el costo por daños, o inconvenientes que su comportamiento haya ocasionado.

Por Maria Elena Franceschi/ Representante en Venezuela de Norwegian Cruise Line.

Volver al boletín

 

NUEVO!!!!

Volver