“El Reto de desarrollar un turismo sostenible en Venezuela” Tema difícil. Con unos recursos naturales maravillosos, muy variados y localizados a una distancia relativamente cerca de los grandes mercados que representan USA, Canadá y América Latina, Venezuela ha podido convertirse en los últimos 30 años en un destino turístico con gran imagen, de gran demanda y precios accesibles.

En los años 70 La Guaira era el principal puerto de arribo de cruceros en el Caribe, en los 80´s nos acercamos al millón de visitantes incluidos los de turismo de estancia, negocios y cruceros, etc. Entrando el siglo 21 nos estancamos y comenzamos a decaer, mientras nuestros vecinos (Colombia, Costa Rica, Santo Domingo, Cuba, etc., etc., etc.) empezaron a crecer y hoy día ostentan cifras muy superiores a las máximas que disfrutamos alguna vez.

Que nos pasó?, porque no crecimos?, porque no mantuvimos al menos nuestros 700 mil visitantes anuales promedio?, la realidad es que le fuimos quitando la magia que rodeaba al turismo receptivo.

Primero, descuidamos la calidad de los servicios, y como consecuencia los visitantes preferían probar suerte en otros destinos antes que “repetir” en Venezuela.

Segundo, la inseguridad empezó a estar presente en nuestros destinos turísticos y muchos operadores internacionales prefirieron llevar a sus clientes a destinos más tranquilos. 

Tercero. nos convertimos en un destino caro para aquellos que, como la mayoría, prefieren pagar su estadía con tarjetas de crédito, cambiar dinero en los establecimientos legalmente autorizados, y aprovechar las ventajas de sus monedas fuertes.

Cuarto, nos convertimos en un país permanentemente agitado por la política, donde las semanas transcurren en un permanente enfrentamiento del gobierno con todos los que no están de acuerdo con él. 

Quinto, descuidamos nuestro entorno ambiental y la basura pasó a ser parte permanente del paisaje urbano y del paisaje de nuestros parques nacionales, las prístinas aguas de muchos de nuestros lagos y ríos hoy son el lecho de las aguas negras de ciudades capitales, varias de nuestras emblemáticas playas hoy están contaminadas por no existir o no funcionar las plantas de tratamiento de aguas servidas.

Sexto, Se ha perdido buena parte de la amabilidad y disposición al buen servicio de los venezolanos, quizás por las penurias económicas y sociales que vivimos desde hace más de una década o por el desplome de la educación de hogar y la educación formal.

Séptimo, se perdió el norte de la planificación del desarrollo turístico y todo lo que esto lleva implícito, los recursos para el turismo se convierten en propaganda política, la capacitación en cooperación con el sector privado está minimizada o simplemente no existe, las leyes y reglamentos que rigen la actividad turística son extremadamente coercitivos y no incentivan la inversión a pesar de que existe un maravilloso instrumento denominado “Gaveta Turística”.

Octavo, el control cambiario ha traído una profunda distorsión en la actividad turística, a tal punto que hasta hace muy poco era mucho más barato viajar al exterior que hacerlo en Venezuela, sin contar que muchos de esos viajes se hacían sólo para lograr aprovechar las divisas y convertirlas posteriormente en el mercado negro; la distorsión ha sido tan grande que los precios de los pasajes aéreos internacionales pasaron a ser los más altos del mundo y mientras un pasaje ida y vuelta desde Santiago de Chile a Miami se consigue el menos de 800 US$ promedio, desde Venezuela hemos visto precios tres y cuatro veces más altos según el tipo de cambio oficial que se aplique. 

Como dije al principio, el tema es complicado, pero se necesita mucha voluntad política, mucha cooperación del sector público con el privado, un plan coherente, mucha educación, mucho saneamiento ambiental y un cambio radical en cuanto al tratamiento preventivo de la delincuencia en nuestro país. De no ser así, seguirá siendo difícil desarrollar un turismo sostenible en Venezuela. 

William Bracho

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Volver al boletín

NUEVO!!!!

Volver