El turismo es un elemento más de la actividad económica que necesita de múltiples incentivos, entre ellos la inversión privada con reglas claras precisas, seguridad jurídica para las empresas que generen beneficios para ser competitivas. Asimismo, crear servicios para que al destino se le sume un valor agregado.

Estas empresas deben ofrecer servicios/calidad para el disfrute del destino, de la misma manera es una condición fundamental y prioritaria para atraer turistas al país; ante la actual coyuntura económica y de inseguridad, son dos vertientes que nos han puesto en desventaja con países que apuestan al turismo, vemos como las Islas del caribe, República Dominicana, Cuba, Chile, México, Brasil o Argentina nos aventajan en el negocio.

Comenzamos el año confiando en que el gobierno podría haber llegado a nuevos acuerdos con las aerolíneas para dar solución a la insostenible situación de la boletería aérea, la escasez de disponibilidad para paquetes nacionales e internacionales y la crisis que viven las agencias de viaje, hospedajes y servicios, escuchamos las promesas de los voceros del Ministerio de Turismo, promoviendo el potencial turístico que tiene Venezuela. El desconocimiento que tienen sobre la actividad del turismo se ha visto mermado hasta en los eventos internacionales donde ha participado Venezuela.

También los destinos potenciales han sido maltratados por la inseguridad y la escasez, situación que el gobierno de Venezuela no ha tenido interés en resolver. El desorden y descontrol que existen en las aerolíneas nacionales, donde cada una está jugando su propia estrategia para aguantar la crisis, sin duda debido a la inestabilidad, pero afectando directamente al usuario y los servicios, han contribuido a agravar la situación. Conviasa, que usa en su slogan la aerolínea bandera de Venezuela, ya no aparece en el sistema de reservas más importante del mundo, “Sabré”, según entendemos por incumplimiento y no renovación del contrato; y la única manera de conseguir boletos, es a través de largas colas y pagando comisiones a sus empleados que sobrepasan el doble de su valor, su portal web tampoco refleja la realidad cuando el turista se dispone a adquirir un boletos nacional o internacional.

Actualmente las principales aerolíneas que prestan servicios al país, solo cotizan en dólares a través de sistemas internacionales, arrojando unas tarifas que no tienen sentido en comparación con otras rutas similares dentro del mismo continente. Lo que ha convertido el placer de viajar para los venezolanos en un lujo solo para los más pudientes y aquellos que salen para no volver. Todos los servicios están buscando sobrevivir y cada una se está adaptando a la realidad del nuevo sistema anárquico que ha impuesto el gobierno, a través de prácticas no comunes e injustas para los clientes, que es el afectado al final de la cadena.

Estamos presenciando como un hotel no tiene la capacidad de ofrecer calidad y excelencia, por la escasez generalizada que ha afectado el servicio. Un viajero no puede llegar a un destino por falta de boletería o simplemente, la aerolínea no cotiza porque aún no tiene las tarifas para las próximas dos semanas, asimismo los servicios están implementando políticas especiales para turistas extranjeros que pagan con divisas.

Los resultados se demuestran con números, y las cifras que se reflejan van en descenso. Aunque existe un aumento natural en el turismo interno por la falta de boletos internacionales, no es la solución de potencial y ofrecer Venezuela como un destino turístico internacional.

Actualmente existen desiertos hechos capitales del mundo, islas convertidas en paraísos internacionales, simples ciudades en destinos temáticos. Venezuela que siempre ha tenido la bendición de sus riquezas naturales, uno de los principales recursos del turismo mundial, no logra superar el medio millón de turistas al año y aún peor, actualmente está recibiendo menos turismo receptivo que en 2001, según el INE.

Sin duda, todo se debe al control cambiario y a políticas ineficientes, las cuales afecta directamente la actividad, pero entonces surge la interrogante. ¿Esa no debería ser la lucha del Ministerio de Turismo dentro del gobierno?

Gladys Araujo Ruiz.

Directora de Gestión de Eventos CPTDM.

@katire1971

Volver al boletín

XXVI Exposición Viajes y Turismo AVAVIT 2017

NUEVO!!!!

Volver