El Miami Seaquarium, la atracción turística de Virginia Key que ha atraído a millones de visitantes para ver nadar al famoso Flipper y salpicarse de agua con los saltos de la ballena Lolita, acaba de venderse.

La firma Palace Entertainment, con sede en California, y subsidiaria de Parques Reunidos, una compañía española que representa a diferentes parques temáticos, firmó un acuerdo el pasado mes para comprar la atracción de 38 hectáreas localizada en el viaducto Rickenbacker.

Todavía está por verse lo que la transacción significará para el icónico parque, visitado por una generación tras otra, y hogar del programa televisivo Flipper en los años 60. Los representantes de Palace Entertainment no pudieron ser localizados para entrevistas el jueves, y en un anuncio programado para divulgarse el viernes, no se menciona los planes futuros.

La compañía Wometco Enterprises, propietaria del Miami Seaquarium, concluirá el negocio y entregará el parque luego que la Comisión del Condado Miami-Dade someta a votación una resolución para aprobar la compra, algo que se cree tendrá lugar en un par de meses. El Seaquarium le alquila el terreno al condado, y le paga en una escala fluctuante, basándose parcialmente en los ingresos. En el año fiscal 2012-13, la compañía pagó $2.1 millones. El contrato de alquiler está vigente hasta el 2031.

El jueves, Andrew Hertz, presidente y gerente general del Seaquarium, le dijo al Miami Herald que las conversaciones con el comprador ya llevan más de dos años.

“Nunca hemos puesto a la venta el Miami Seaquarium”, dijo Hertz, cuya familia es propietaria del parque. “En los 18 años que llevo aquí, por lo menos dos veces al año, y a veces hasta tres, nos preguntan sobre la venta”.

Hertz dijo que Palace Entertainment “se nos acercó y nos hizo una oferta” que Wometco decidió considerar. Hertz no quiso revelar los términos del acuerdo.

En deciembre, Broward Bulldog, una publicación sin fines de lucro por internet, informó que el negocio estaba en trámites y mencionó que el precio de venta era de $30 millones, tras citar una fuente anónima. Hertz dijo que esa cifra no era correcta, pero no dio más información.

El actual equipo administrativo, al que pertenece Hertz, seguirá siendo el mismo, dijo Hertz. Se espera que el nuevo dueño lleva a cabo un estudio de las operaciones actuales y presente un plan sobre qué tipo de inversiones tienen que hacerse en la atracción.

Fuente: Elnuevoherald

Share