Andrés Uribe, presidente de la Asociación del Transporte Aéreo de Colombia (ANAC), señaló que las aerolíneas en este país se oponen a la construcción de un segundo aeropuerto para la capital colombiana porque eso afectaría las operaciones y la conectividad de Bogotá.

“Tener una operación separada en dos aeropuertos hace que se pierda eficiencia desde el punto de vista operacional de las aerolíneas”, señaló Uribe para el canal Noticias UNO de este país.

Actualmente hay dos opciones para atender el aumento de la demanda en Bogotá: la construcción de este hipotético nuevo aeropuerto –llamado El Dorado II– o la ampliación de El Dorado, con la construcción de una nueva pista.

La inversión necesaria para el nuevo aeropuerto es de 3.5 billones de pesos sólo en infraestructura, sin contar la operación, acorde al presidente de la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI), Dimitri Zaninovich.

El Dorado, actual aeropuerto, está operando al límite de sus capacidades, con un flujo anual de 32 millones de pasajeros, pero la ANAC piensa que sería mejor revisar el tema de las plataformas y la construcción de nuevas puertas de salidas.

Posteriormente, se debería trabajar “en el tema de terminal. Y finalmente, ya la última prioridad, o en la última etapa se requeriría una pista adicional”, añadió Uribe.

La decisión sobre el camino a seguir recaerá en el nuevo presidente electo de Colombia, Iván Duque Márquez.

Fuente: a21.com.mx

Volver al boletín

NUEVO!!!!

 

Volver