No sólo se reducen los costes, sino que también puede aumentar la calidad

Todo el mundo sabe que una casa prefabricada es mucho más barata que una hecha ‘in situ’ y a medida. Por eso, desde hace años, varias de las grandes cadenas hoteleras han estado explorando esta idea, para construir los hoteles como ‘legos’, masivamente y en precio.

Pero nadie se había atrevido a hacer un gran hotel con esta fórmula, hasta que ahora en Manhattan se ha comenzado la construcción de un hotel de 26 pisos. Lógicamente, el hotel modular más grande del mundo tenía que ser iniciativa de la cadena hotelera más grande del mundo, Marriott, que es la que tiene más recursos para hacer este experimento.

El hotel tendrá 168 habitaciones y su construcción estructural sólo necesita 90 días, sin contar claro con el preproceso. Las habitaciones se construyen en una fábrica, alejadas del lugar, y se montan ‘in situ’ ya acabadas.

Marriott, según explica Eric Jacobs, el director de desarrollo, lleva desde 2014 experimentando con estas técnicas, en el convencimiento de que se puede conseguir una gran mejora en la rentabilidad. De hecho, ya ha inaugurado 31 hoteles en los que de una forma u otra ha experimentado con algunos pasos de estas técnicas de producción, aunque no es hasta en este hotel de la ‘gran manzana’ donde pone todos sus conocimientos en uso.

El arquitecto diseñador, Danny Foster, dijo que “en este hotel es donde la construcción modular se convierte en el centro de la escena. Queríamos demostrar que este modelo de trabajo supone bastante más que las ventajas de producir en una fábrica. Puede también ser un hotel con gracia e icónico”, dijo.

Las obras se espera que se inicien en el otoño y que estén listas en 2020. O sea, un récord. Aunque esta no sería la única ventaja (Marriott lanza un plan para incorporar 1.700 hoteles hasta 2021) (30 hoteles de superlujo, objetivo de Marriott sólo para 2019).

Fuente: Preferente.com

Volver al boletín

XXVII Exposición Viajes y Turismo AVAVIT 2019

NUEVO!!!!

 

Volver