Vargas adelantó que la actividad en la planta hidroeléctrica de Gatún fue suspendida temporalmente para evitar que esa agua salga del sistema

Mileika Lasso Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Enero de 2019 fue el mes más seco de los últimos 106 años de la República, manifestó este miércoles Carlos Vargas, vicepresidente de Aguas y Ambiente de la Autoridad del Canal de Panamá (ACP).

Vargas explicó que desde el 23 de noviembre de 2018 no se han registrado lluvias en la cuenca hidrográfica, dando como resultado un mes de diciembre catastrófico y un enero muy difícil. ‘El enero pasado fue el mes con menos precipitación, el más seco y el que menos agua ha aportado al río Chagres'.

El representante de la ACP atribuye la situación de las bajas lluvias al cambio climático, pues en enero de 2018 el registro fue todo lo contrario. ‘Son cambios extremos de sequía e inundación, que son cada vez más frecuentes y más intensos', dijo.

El especialista sostiene que la alternativa para subsanar este tipo de situaciones y prevenirlas es localizar y utilizar nuevas fuentes de agua. ‘No podemos depender exclusivamente del río Chagres, de la cuenca del Canal, de los lagos Alajuela y Gatún, como únicas fuentes para el suministro potable.

Esto es evidente, continúa, pues ‘cuando tenemos estas sequías bien pudiera el país tener dos y tres reservorios llenos al final de la estación lluviosa'.

‘Los lagos Gatún y Alajuela tenían buenos niveles al final del mes de noviembre de 2018, pero no llovió más en diciembre y no lloverá en enero, febrero, marzo ni abril, así que llegará el mes de mayo y esos lagos no tienen agua en cantidad infinita.

‘El agua se gasta en los diferentes usos apropiados para la población, el Canal, la agricultura, la ganadería, para todos los usos económicos del país'.

El vicepresidente de Agua y Ambiente de la ACP indicó que ‘necesitamos nuevas fuentes de agua como las que ya se han identificado extraoficialmente en los ríos Indio, Bayano, Santa María, La Villa, Perales, Parita, pero hay que tener una decisión de Estado, que trascienda gobiernos y garantice el recurso hídrico para los panameños durante los próximos 200 años'.

Explicó que, previamente, la ACP fue contratada por el Ministerio de Ambiente, en una licitación de Estado a Estado, al ser ambas entidades del Gobierno Nacional, para que realizaran estudios de potenciales recursos hídricos.

Por ello, se trabaja en el desarrollo de un plan para embalses en los ríos Indio, Bayano y La Villa, sobre todo, aquellos que serán culminados en marzo próximo, y los restantes, en septiembre de este año.

‘Este año serán completados y entregados todos los estudios que se adelantan, para que sea el Estado el que tome el camino a seguir para la nación', afirmó.

Vargas adelantó que la actividad en la planta hidroeléctrica de Gatún fue suspendida temporalmente para evitar que esa agua salga del sistema.

También informó que se ha implementado una serie de estrategias para contar con un manejo y uso del recurso. Detalló que se trata del uso intensivo de las tinas de las esclusas neopanamax, también de un programa de optimización de agua en la operación de las esclusas, como llenado cruzado, pasando dos buques simultáneamente cuando el caso lo amerita, así como evitar las asistencias hidráulicas.

‘Desde noviembre, la ACP, antes del fenómeno de El Niño, implementó un plan de ahorro de aguas', puntualizó.

LOS TRÁNSITOS SIGUEN

Vargas descartó cualquier posibilidad de restricción de calado al decir que ‘las nuevas esclusas del Canal fueron diseñadas con un moderno concepto de calado estacional, precisamente para que a medida que vayan cambiando los meses y no va lloviendo y va bajando el nivel de los lagos, establecer diferentes calados, por ejemplo, de 49 pies, de 48 pies, de 47 pies y así sucesivamente.

‘La ACP ya suministró a las diferentes entidades que tienen que ver con las navieras, así como a toda la comunidad internacional que utiliza la vía, el plan de trabajo que se diseñó para este tipo de situaciones', indicó.

El primero será efectivo el 11 de febrero próximo, para buques con calado de 49 pies; y el segundo, el 27 de febrero, para las embarcaciones con calado de 48 pies.

‘Seguro vendrán nuevos avisos, esto se estudió y se programó de esa manera, pero lo que no queremos es que llegue el mes de mayo y se registren niveles aún más allá de lo programado', aseguró el vicepresidente de Agua y Medioambiente de la ACP.

Fuente: La Estrella de Panamá

Volver al boletín

WTM Latin America 2019

XXVII Exposición Viajes y Turismo AVAVIT 2019

NUEVO!!!!

 

Volver